En las vísperas de año nuevo mientras los bomberos volvían de un incendio de un auto en Volcán, pasaron por la Av. El Éxodo cuando se acercó una madre desesperada pidiendo ayuda porque su hijo se había atorado con una galleta la cual estaba obstruyendo sus vías respiratorias.

José Antonio Inigue, el bebé de 11 de meses de vida se encontraba de un color morado, según relatan los bomberos que estuvieron presentes en el hecho el domingo alrededor de las 20:30hs, por lo que inmediatamente el sargento ayudante Marcelo Mendoza y la oficial sub inspector Melina Jurado precedieron a realizar las maniobras de primeros auxilios y logran hacer que el niño expulse la galleta y empiece a llorar recuperando su estado normal.

Posteriormente pudieron tranquilizar a su madre Andrea Alejandra Acosta, la cual se encontraba en estado de shock durante el tiempo que el bebé no podía respirar.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario