“Fue un año durísimo”, dijo Cristian Cardozo, uno de los integrantes de la Unión de Músicos y Artistas Jujeños Independientes (UMAJI), y si bien admitió que ya comenzaron a trabajar acotados, la situación “sigue siendo complicada”, porque los lugares donde trabajan están reducidos en capacidad.

“Entendemos la pandemia, pero nos mató a los independientes”, dijo. “No vamos a decir que está todo mal, porque algo de luz estamos viendo”, subrayó Cardozo. “Los boliches se habilitaron con otra modalidad, tipo pub, con sillas y mesas. Se abrieron oportunidades de trabajo”, dijo el dirigente de la organización que nuclea a los músicos jujeños.

Músicos.jpg
Músicos en Jujuy (Foto de archivo)

Músicos en Jujuy (Foto de archivo)

“Desde que se abrió el aislamiento, la gente quería contratar a los grupos”, indicó, pero agregó que la prohibición a bailar “llama a la clandestinidad. En un pub tenés que estar sentado y no podes pararte a bailar”, lamentó.

Te puede interesar: Covid-19 en Jujuy: diagnosticaron 16 nuevos casos en las últimas horas

Cardozo dijo que durante el periodo más duro de la cuarentena “no conseguimos ayuda del gobierno cuando pedimos”, y puntualizó que “nos dimos vuelta por nuestros medios”.

Hoy los grupos y bandas pueden trabajar hasta las 5.30 de la mañana. “Contamos con más de 100 bandas que trabajan en eventos”, detalló Cardozo, y confirmó que no cuentan con el carnaval como oportunidad de trabajo. “Nos queda seguir peleándola”.

“Los jujeños somos carnavaleros”, dijo, pero aseguró que la prohibición de bailar es un perjuicio. “Desde Yala para arriba, está todo muerto el trabajo. Solo vivimos de eventos sociales y un poco de los resto pubs”, pero dejó un presagio preocupante. “Te puedo asegurar que habrá fiestas en las casas todo el carnaval y la clandestinidad seguirá”.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario