Esta mañana la Escuela Especial Helen Keller amaneció con una imagen distinta. Los padres tomáron el establecimiento y no permitieron el ingreso de personas.

“Somos gente sencilla, honesta, dispuesta a luchar por los derechos de nuestros niños”, dice el comunicado y destaca que la institución es la única que trabaja en el área de hipoacusia donada y diseñada específicamente para las personas sordas.

“Nuestra escuela no es un edificio vacío, hay muchos niños de primaria y secundaria que necesitan un lugar donde continuar la labor que requiere nuestra comunidad y a la que se le ha negado un lugar en este edificio”, agregaron.

Rechazaron, además, la decisión de la ministra de trasladar la escuela Tito Guerra hacia el mismo edificio. “Incluir en nuestro espacio una escuela de mayor parte es reducirnos como un rebaño”, le dijeron a Calsina.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario