El fútbol es un deporte que históricamente fue mal considerado por la sociedad “solo para hombres”, pero en este último tiempo, la mujer fue ocupando estos espacios, dentro y fuera de la cancha como jugadora, dirigente, DT y también como árbitra.

Todavía hay mucha resistencia, de gran parte de la sociedad, al ver a una mujer dentro del ambiente del fútbol y en muchas ocasiones el machismo se hace presente juzgando y denigrando a aquellas que tienen su lugar en este popular deporte.

Al respecto, Julieta Haro, árbitra de fútbol en Jujuy, comentó que “siempre me gustó el fútbol, soy tucumana, fanática de San Martín e iba mucho a la cancha. Vine a vivir a Jujuy hace 7 años y un día vi que convocaban a árbitras y me llamó mucho la atención. Hace tres años arranqué y fui a entrenar en la Liga Jujeña".

Comenzó en infantiles, inferiores, femenino, hasta que llegó al fútbol de barrios, “al principio fue todo difícil, empecé a trabajar en la Liga de Profesionales y fui la primera mujer en trabajar ahí. Era la novedad, había gente que le caía bien y a otros mal. Algunas veces escuchaba que me decían ‘suficiente tengo que renegar con mi mujer en la semana para que me dirija otra cuando vengo a jugar al fútbol’, o comentarios así”.

Señaló que también escucha otros comentarios machistas como ser “mirá hasta donde llegamos, por cosas como estas estamos tan mal” o “te mandan a lavar los platos y la ropa”. Comentó que estuvo en otras ligas de barrios capitalinas también.

De a poco siento que las cosas van cambiando pero igual sigo viendo actitudes machistas, más en la gente grande que les molesta que una mujer los dirija. Pero también hay gente que si les gusta porque la mujer se toma más el tiempo para explicar las faltas y no somos agresivas. A mí me gusta mucho hacerlo, hago oídos sordos con lo que me dicen, me encantaría seguir creciendo en esta profesión”, agregó.

La participación femenina

Tanto en el fútbol como en otros espacios sociales y laborales, la mujer fue ocupando su lugar con profesionalismo y capacidad, pero lamentablemente, el machismo siempre se manifiesta, aunque con menor intensidad que tiempo atrás.

Sobre eso, Haro expresó que “me gusta mucho que la mujer ocupe más espacios, tengo compañeras que tienen mucho potencial. Me gusta la idea que nos vamos sumando y podemos llegar a más, la sociedad impide un poco pero hay que hacer oídos sordos y seguir. Es lo que me pasó a mí, hasta con compañeros que me veían progresar y te ponían trabas”.

Sobre el arbitraje

El arbitraje es una profesión muy juzgada y siempre reprochada en el ambiente del fútbol, pero eso se agudiza en el caso de las mujeres.

Para finalizar, la árbitra remarcó que “yo en la cancha me despejo, me gusta, me enganche mucho en el arbitraje y ahora al fútbol lo veo de otra manera. Me siento muy conforme con eso, más allá de las críticas de afuera porque siempre se escucha comentarios desafortunados, siempre trato de seguir porque el arbitraje es una profesión muy maltratada”.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario