Miguel Vaccaro retomó ayer sus reclamos hacia la directiva de la escuela Marina Vilte por considerar que su hijo, Maximiliano, que padece problemas motrices, es destratado y discriminado. Al considerar que sus pedidos no son tenidos en cuenta, decidió encadenarse a la reja de ingreso de la escuela.

Te puede interesar: Padre de un alumno denuncia "discriminación" en la escuela Marina Vilte

“Hoy nos pidieron que nos acerquemos a dialogar y no quisimos porque el año pasado la Directora de Educación no quiso recibir la denuncia porque es íntima amiga de la directora de la escuela y hablar con ella sería como reclamarle a una pared”, dijo Miguel.

Contra la directora.jpg

Acompañado por su esposa, madre de Maximiliano, Miguel aseveró que les dijeron que Desarrollo Humano de la municipalidad está en el tema, “pero nuestro miedo es que quede en la nada, como ya nos pasó”, y dijo que quiere visibilizar la situación porque en el turno de la mañana hay otros cuatro chicos con discapacidad.

“Los chicos que vengan seguirán padeciendo los malos tratos, por eso dijimos basta con mi esposa, porque estoy cansada de verla llorar”, y ejemplificó los malos tratos de la directora en una anécdota reciente. “Mi hijo tiene tornillos en los pies por una cirugía y nos reclamaron que porque no usábamos el uniforme y el calzado, pero él no puede usarlos por este tema. Ella parece desconocer la situación y los derechos de todos”, aclaró, aludiendo a la responsable del establecimiento educativo.

Encadenado.jpg
Encadenado
Encadenado

Miguel además dijo que muchos docentes tienen miedo de hablar. “Los que no son amigos le tienen miedo, porque dos perdieron su trabajo por oponerse a ella”, y calificó la situación actual en la escuela como “una dictadura”.

El conflicto empezó en el 2017. Tuvieron una conciliación en el INADI, se llegó a un acuerdo, pero el tema recobró fuerza este mes. “Queremos que tomen seriamente el tema de la directora. Habíamos conciliado en el INADI pero la directora desconoció todo. Parece que no tiene sentimientos esta mujer”, finalizó.

Respuesta oficial

La directora de la Escuela Marina Vilte, profesora Ana Rosa Barros, comentó sobre esta presunta denuncia de discriminación hacia el joven Maximiliano, que “no tenemos problemas, el joven viene desde 1º año y ahora ya está en 5º año”.

Recordó que “hubo una denuncia por discriminación en el INADI en el año 2017, pero fue un mal entendido”, agregando luego: “le pedí a la madre de Maxi que la comida se la entreguen en el recreo”.

Embed

Para concluir, Barros sostuvo que “todo esto me sorprendió cuando nos enteramos a través de los medios de lo que estaba ocurriendo”, indicando más adelante: “su mamá siempre viene a la escuela, tiene las puertas abiertas al igual que todos los padres de los alumnos de la Marina Vilte, sólo les pedimos que antes pasen por preceptoría”.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario