Opinión. 

Y ahora ¿qué carrera estudio?

Por la Lic. en Psicología Berenice Ruesjas

Por  Lic. Berenice Ruesjas

Nos acercamos a fin de año y comenzamos a escuchar esa pregunta típica que se les hace a los adolescentes que están por culminar sus estudios secundarios “¿Qué vas a estudiar?” Y así comienzan a resonar en sus mentes comentarios o frases que suelen afirmar “¡Ya estás en quinto! Tu último año, qué lindo, y ya toca irse a estudiar afuera” “¿Ya decidiste qué seguir, serás como papá o como mamá?” “Seguro ya decidió qué va a estudiar, ¡va a hacer una gran carrera!”. Y así podemos pasarnos el día evocando los comentarios, que para muchos suelen ser usuales, y hasta pueden pensar que no incomodan, ni afectan porque es un ciclo normal de la vida. Pero, ¿saben qué? Es normal seguir avanzando, pero muchos de nuestros adolescentes no tienen la menor idea de lo que harán en el futuro, y todas esas preguntas o sugerencias les afectan y no se imaginan cuánto. Así que manos a la obra, a ver si podemos colaborar para que muchos adolescentes puedan encaminarse hacia ese futuro incierto.

Para un adolescente, el futuro es algo muy lejano, casi inalcanzable e impredecible. Aún están creciendo y aprendiendo, y dependiendo de las experiencias que les hayamos permitido atravesar, sabremos si cuentan o no con herramientas para enfrentarse solos a lo que viene. Quizás algunos estuvieron tan pendientes de ese futuro que olvidaron disfrutar el momento que les tocaba vivir y ahora se encuentran bastantes confundidos. Pero tranquilos… Todos nuestros jóvenes atravesarán momentos difíciles, y nosotros sentiremos que van demasiado rápido o que viven intensamente su día a día. Papás tranquilos, es normal, o ¿acaso se olvidaron que también lo vivieron? Ser adolescente implica experimentar sin temor, sentirse indestructibles, las pasiones son enormes y duran a veces muy poco y otra parecen no acabar. Pero bueno, resumiendo, necesitamos de todo esto para que ellos construyan ese futuro del que tanto se les habla. ¿A dónde voy con esto? Al hecho de que los adolescentes necesitan vivir su etapa a pleno, pero siempre acompañados por sus adultos referentes. Y en el proceso de elección de una carrera, profesión o decisión sobre lo que harán de ahora en más, también necesitan de esos referentes.

Pasemos a lo importante ¿Cómo puedo elegir mi carrera, mi profesión, mi vocación? Justamente el primer paso es abrir el diálogo, sólo no puedo decidirme, necesito del apoyo de las personas que me rodean, y a veces cuando esto no es suficiente, también es válido recurrir a un profesional.

Hablar con los padres, es muy importante, principalmente por el sostén que brindarán, porque los conocen muy bien y pueden ir encaminando la decisión. En este primer momento, escuchar lo que ellos opinan, definir cómo van a acompañarme en ese futuro es necesario y por parte del adolescente, hacer un ejercicio de autoconocimiento, es lo que sigue. Desde saber sus virtudes, sus habilidades, sus gustos y preferencias, hasta descubrir lo que no puede enfrentar, los defectos y los miedos también; todo esto es parte de ese descubrimiento. Y en este punto, observarnos si estamos preparados para vivir fuera del hogar de nuestros padres, es esencial. Muchos pensarán ¡al fin me voy a vivir solo! Pero, ¿se detuvieron a pensar en eso, realmente? Antes de empezar a decidir debo poner mi cabeza en limpio y en orden.

Para continuar, una vez que puedo definir lo que me gusta, o lo que pienso que podría hacer, o bien aún no tengo en claro, puedo intentar con este ejercicio. Debo reconocer si estoy eligiendo algo que me gusta o simplemente estoy optando por un pasatiempo.

Veamos un ejemplo: “Me gustan muchos los niños, disfruto verlos, cuidarlos, jugar con ellos, etc., entonces pienso que podría estudiar Medicina, para luego dedicarme a la Pediatría. Pero, sin embargo, no me gusta ver personas heridas, me desmayo al ver sangre y agujas. Y ahí empiezo a dudar…”

Lo que quiero mostrarles con esto, es que muchas veces algo puede gustarme mucho, pero no significa que podré dedicarme solamente por gusto. Es fundamental encontrar tu vocación. En este caso, el gusto por los niños puede demostrarte que existen otras profesiones, relacionadas a la salud, en las que se atienden niños y no necesitas ser médico. Lo que necesitas es encontrar cuál es esa profesión en la que te ves haciendo lo que te gusta, pero esa pasión tendrá que sostenerse a lo largo del tiempo.

Sabemos que algunos no pueden definir ningún gusto, se encuentran bloqueados, no pueden decidirse y dudan; a lo que sugiero que este proceso puedan hacerlo con un profesional.

Ahora seguimos nuestro camino. Cuando ya pudimos definir lo que haremos, optar por una carrera o una actividad, el siguiente paso es buscar el destino. Y en este punto, la conversación con los padres es esencial, porque de ellos dependerá el destino de sus hijos adolescentes. Definida la carrera y el destino, el siguiente paso es indagar las opciones universitarias que existen, donde también los padres delimitarán si asistirá a una universidad pública o privada. Lo esencial, en este momento es sentarnos y buscar el lugar, descubrir de lo que se trata la carrera, conocer ese mundo académico universitario. Esto afortunadamente hoy podemos hacerlo googleando.

Muchas veces, sugiero a los adolescentes poder tener una conversación con un profesional que se encuentre desempeñando la actividad que han elegido. Cuando no tienen la opción en la familia, buscamos la manera de acercarlos a una persona que realiza esa profesión, para que puedan hablar con ella, sacarse dudas o simplemente escucharla para saber cómo es esto de estar en la cancha; lo que sirve para reafirmar su elección.

Recordemos que el proceso de elegir mi vocación futura, es algo que requiere tiempo, diálogo, descubrimiento. No podemos hacerlo de la noche a la mañana. Y también, no siempre se trata de ir a la universidad, existen personas que pueden elegir algo diferente y el desafío, como padres, está en poder acompañarlos porque los adolescentes necesitan mucho de nuestro apoyo para construirse como adultos responsables.

Berenice Ruesjas – Lic. en Psicología MP 330

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: