Ciencia.. 

La NASA envía un satélite a monitorear el cambio climático

Un nuevo satélite, llamado Sentinel-6, será el equipo de referencia para la medición del nivel del mar, un indicador clave para evaluar el calentamiento global.

El satélite Sentinel-6 es ahora el encargado oficial de monitorear el cambio climático. Hoy Estados Unidos y la Unión Europea acordaron convertirlo en el equipo de referencia para medir el nivel del mar, un indicador fundamental para saber cuánto y qué tan rápido están subiendo los océanos debido al calentamiento global.

Josh Willis, uno de los científicos a cargo del proyecto, transmitió su entusiasmo: "Esta misión es el estándar de oro para medir la altura de la superficie marina. No podemos perder de vista cuánto ha subido. Si lo hacemos, será difícil predecir qué sucederá en las próximas décadas".

Todo esto significa que las agencias espaciales compararán los datos del nivel del mar recopilados por otros satélites con la información producida por Sentinel-6, que garantizará su precisión. Julia Figueroa Saldana, gerente de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (Eumetsat), explicó que esta misión permite mejorar la comprensión del cambio climático y el impacto del aumento del nivel del mar en las áreas y comunidades costeras.

Tres décadas de registro

Figueroa Saldana también destacó que el satélite Sentinel-6, lanzado desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en noviembre de 2020, garantiza la continuidad de un registro de tres décadas. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) envió por primera vez un satélite para medir la altura del mar a principios de los 90. Se llamaba Topex-Poseidon. Después de él, una serie de satélites sucesores ha continuado con el esfuerzo. El gemelo del nuevo satélite, Sentinel-6B, será lanzado al espacio en 2025.

1901848w.jpg
Deshielo. El satélite Sentinel-6 mide cuánto sube la altura de la superficie marina.

Deshielo. El satélite Sentinel-6 mide cuánto sube la altura de la superficie marina.

Por su parte, Jason-3, el antecesor de Sentinel-6, no dejará de trabajar. A finales de este año, los equipos de la NASA lo moverán a lo que llaman una órbita intercalada. Desde esa nueva posición, Jason-3 continuará midiendo la altura del nivel del mar. Así, aunque ya no servirá como referencia oficial, recopilará datos con el fin de duplicar la cantidad de mediciones de Sentinel-6 y ayudar a aumentar en gran medida la resolución espacial de las mediciones del nivel del mar.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: