Embed

Nicolás Maduro inició su segundo mandato como presidente de Venezuela en medio de una fuerte tensión internacional y varias advertencias de sus vecinos que no reconocen los resultados de las elecciones en el país bolivariano.

“Juro a nombre del pueblo de Venezuela, por el legado de nuestros antepasados, de nuestro amado comandante Hugo Chávez, que no daré descanso a mi brazo ni reposos a mi alma y cumpliré y haré cumplir todos los postulados de la Constitución”, aseguró ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Además, indicó que “los representantes de los países que vinieron respetan la soberanía de Venezuela”, en referencia a un reducido grupo de presidentes que llegó para presenciar el acto.

De la región, sólo Daniel Ortega de Nicaragua, Miguel Díaz Canel de Cuba, Evo Morales de Bolivia y Salvador Sánchez Cerén de El Salvador, llegaron para acompañar a Maduro en su asunción.

Trece de los catorce países que forman el Grupo de Lima, creado para buscar una solución a la crisis en Venezuela, no asistieron. Se trata de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía. México, el otro integrante, envió al encargado de negocios de su Embajada en Caracas, marcando distancias aunque sin romper lazos, con Maduro.

Con un tono amenazante, aseguró que está dispuesto a apoyar a la Asamblea Nacional Constituyente, compuesta por afines al gobierno, si esta decide cerrar el Parlamento y llamar a nuevas elecciones.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario