Alfa, Beta, Gamma, Delta y Ómicron.. 

COVID-19: diferencias de las variantes de esta pandemia

Hasta el momento han surgido 5 variantes del COVID-19 de preocupación según la OMS; Alfa, Beta, Gamma, Delta y Ómicron, cada una con sus particularidades.

A dos años del surgimiento del SARS-CoV-2 (COVID-19) desde la Organización Mundial de la Salud, apuntan a las cinco variantes de preocupación por ser responsables de la prolongada y numerosa infección que todavía hoy mantiene al mundo entero en alerta.

Este 31 de diciembres e cumplen dos años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió la primera notificación sobre casos de una neumonía de tipo desconocido detectados en China, que resultaron producto de un nuevo coronavirus.

Si bien muchos lo miraban de reojo, el COVID-19 se convirtió en pandemia, mucho antes de la declaración tardía de la OMS en marzo y ha provocado hasta ahora casi 5,5 millones de muertes y más de 278 millones de casos alrededor del mundo.

Sin embargo, pese a las medidas tomadas a nivel mundial, el COVID-19 sigue provocando preocupación en los gobiernos y alarma ante la posibilidad de un nuevo colapso sanitario, sobre todo por su capacidad de mutación.

Durante la mayor parte de ese tiempo, las mutaciones, o cambios en los códigos genéticos, no parecían significativas en cuanto a la peligrosidad del virus. Algunas de esas mutaciones incluso debilitaban el virus. Sin embargo, a lo largo de estos dos años de restricciones y medidas fueron aparecieron variantes que sí merecieron atención: Alfa, Beta, Gamma, Delta y Ómicron.

Variantes de preocupación y de interés

La OMS, en colaboración con asociados, redes de expertos, autoridades nacionales, instituciones e investigadores, ha estado vigilando y evaluando la evolución del SARSCoV-2 desde enero de 2020. La aparición de variantes que suponían un mayor riesgo para la salud pública mundial, a finales de 2020, hizo que se empezaran a utilizar las categorías específicas de “variante de interés” (VOI) y “variante preocupante” (VOC), con el fin de priorizar el seguimiento y la investigación a escala mundial y, en última instancia, orientar la respuesta a la pandemia de COVID-19.

Variante de interés

  • Eta
  • Lota
  • Kappa
  • Lambda
  • Ómicrom

Variante preocupante

  • Alfa o Alpha,
  • Beta,
  • Gamma,
  • Delta
  • Lambda

Cuando una célula infectada produce nuevos coronavirus, ocasionalmente comete pequeños errores de copia que se llaman “mutaciones”. Cuando los científicos observan que hay mutaciones distintivas que aumentan su frecuencia se habla de “variante”, como ocurre ahora con Ómicron. A medida que pasa el tiempo y con más contagios y en la medida que haya poblaciones que aún no están vacunadas, se está favoreciendo a que haya más mutaciones del virus.

¿Cuáles son las más peligrosas?

Registrada por primera vez en Europa, y llamada originalmente D614G, esta primera variante fue la que desplazó en primera instancia al linaje original de Wuhan en el Viejo Continente entre febrero y marzo de 2020 y causó la primera ola -pico- de casos en junio, tras convertirse en todo el mundo en la prevalente. Luego, en este mismo período, apareció 20A.EU1, en el noreste de España y se propagó a gran velocidad en el resto de Europa, contribuyendo a la segunda ola, de otoño en el hemisferio norte.

Variante/cepas/Aislamiento de COVOD-19
Variante/cepas/Aislamiento de COVOD-19

Variante/cepas/Aislamiento de COVOD-19

Alpha o Alfa

Según la OMS, esta variante de coronavirus de rápida propagación embota la primera línea de defensa del cuerpo, lo que podría explicar por qué es más transmisible que las variantes que circulaban anteriormente, según un estudio de la infección de células por SARS-CoV-2.

Desde que se detectó por primera vez en el Reino Unido a fines del año pasado, la variante B.1.1.7, también llamada Alfa, ha dado la vuelta al mundo para convertirse hace pocos meses en la forma dominante de COVID-19. Algunos estudios muestran que la capacidad de Alfa para superar las variantes que circulaban anteriormente podría provenir de mutaciones en su proteína de punta que le permiten ingresar a las células de manera más eficiente.

Alfa suprime la defensa de respuesta rápida que el cuerpo monta contra todos los invasores. Al bloquear esta “respuesta inmune innata”, el virus se compra más oportunidades para infectar a otras personas, advierte una investigación publicada en la revista científica Nature. Esto ayuda a Alfa a “lidiar con la inmunidad innata o esconderse de ella, y creemos que es importante para la transmisión”, dice Clare Jolly, viróloga del University College London, quien codirigió el trabajo.

Beta

La variante B.1.351 o variante sudafricana es una de las que más riesgo supone en estos momentos debido a su capacidad para evadir la inmunidad de ciertas vacunas. Se cree que genera una reducción de hasta 12 veces en la eficacia de la vacuna desarrollada por Moderna.

Los resultados también reflejaron una disminución en la capacidad de neutralización de sueros de pacientes convalecientes de hasta 9 veces. En el caso de los pacientes vacunados con el suero de la farmacéutica, la respuesta inmune contra el virus fue entre 10 y 12 veces menor. Los niveles de anticuerpos mejoraron, eso sí, al aplicar una dosis de refuerzo de esta misma vacuna modificada.

Es tal su virulencia, que Sudáfrica, donde fue detectada por primera vez, técnicamente entró en la tercera ola del coronavirus.

Gamma

El estado de Amazonas, en el norte de Brasil, es una de las regiones más afectadas por la epidemia de COVID-19 y experimentó dos oleadas de crecimiento exponencial a principios y finales de 2020. Mediante un estudio de epidemiología genómica basado en 250 genomas de SARS-CoV-2 de diferentes municipios de la región muestreados entre marzo de 2020 y enero de 2021 un equipo de trabajo de la Fundación Oswaldo Cruz de Manaos determinó que la primera fase de crecimiento exponencial fue impulsada principalmente por la difusión de la variante B.1.195 que fue reemplazada gradualmente por la B.1.1.28, cuando todavía no se vinculaba a las variantes o linajes con la ciudad de origen sino con el nombre científico del laboratorio.

La segunda ola coincide con la aparición de la variante P.1 o llamada de Manaos o Gamma, que evolucionó a fines de noviembre y reemplazó rápidamente al linaje parental en menos de dos meses.

brasil-coronavirus-1280x720
La segunda ola coincide con la aparición de la variante P.1 o llamada de Manaos o Gamma en Brasil 

La segunda ola coincide con la aparición de la variante P.1 o llamada de Manaos o Gamma en Brasil

Delta

La variante Delta de COVID-19, una de las variantes de preocupación según la OMS, por su alta contagiosidad (más del 60% del virus original) y no por su letalidad, presente actualmente en más de 180 países, es hoy uno de los ítems de esta pandemia por el virus SARS-COV-2 que más preocupa a la comunidad científica porque para impedir su transmisión se necesitan sociedades completamente vacunadas con el portfolio de inmunizaciones vigentes contra el COVID-19.

Ómicron

Desde hace tres semanas que el coronavirus tiene una nueva cara más amenazante llamada Ómicron, la variante del SARS-CoV-2 detectada por primera vez en Sudáfrica el 24 de noviembre.

Apenas 48 horas después, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la caracterizó como variante de preocupación directamente, sin perder tiempo en posicionarla como variante de interés, debido a la gran cantidad de mutaciones que tenía respecto al virus original surgido en Wuhan, China, hace exactamente dos años.

“Esta variante tiene una gran cantidad de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. La evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otros COV (variante de preocupación). Se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores, lo que sugiere que puede tener una ventaja de contagios y por ello, de crecimiento”, afirmó la OMS en un comunicado esta semana.

Ómicron - 21
Ómicron: Esta variante se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores

Ómicron: Esta variante se ha detectado a tasas más rápidas que los aumentos repentinos de infección anteriores

La importancia de la vacunación

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que hay “evidencia robusta” de que las personas que han sido vacunadas contra el COVID-19 o aquellas que se infectaron, “pueden contraer la variante Ómicron”, cuya propagación se acelera día a día alrededor del mundo, por lo que llegó a pedir que se cancelen las Fiestas de Fin de Año.

Desde Ginebra, dijo que la información sobre Ómicron indica que esta variante circula “de forma más rápida que las anteriores” y que “es probable que los vacunados y los que se han curado de COVID-19 se infecten o reinfecten”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: