En medio de una clima de división, enfrentamientos y violencia, los estadounidenses votan hoy por diputados, senadores, gobernadores y autoridades locales, en unos comicios que van más allá de un número de bancas porque determinarán en realidad si los ciudadanos facilitan el camino o ponen freno a uno de los presidentes más controvertidos de la historia.

Los estadounidenses votan la renovación de la totalidad de la cámara de diputados (435 escaños) y un tercio del senado. También eligen 36 gobernadores y decenas de legislaturas estatales. Pese a que Trump no figura en ninguna boleta, el presidente se tomó la elección de forma muy personal ya que las considera un referéndum sobre su gobierno.

Los demócratas, mientras tanto, buscan generar un masivo aluvión de votantes, sobre todo entre las minorías, los jóvenes y las mujeres, para poder frenar la ola “trumpista” que comenzó en 2016.

El ex presidente Barack Obama y figuras demócratas de Hollywood estuvieron estos días en campaña, apoyando candidatos y llamando un Estados Unidos más inclusivo. Según una encuesta de The Washington Post y ABC News, los demócratas tienen ventaja de 50% frente a 43% en la Cámara Baja, que hoy está en manos republicanas, pero esta diferencia se ha reducido desde los 14 puntos con los que contaban en agosto.

En cambio, el oficialismo retendría el Senado sin problemas. Pero, dada la experiencia de que las encuestas suelen equivocarse, y que el trumpismo viene acortando la diferencia en las últimas semanas, todo puede suceder. De hecho, podría existir lo que los especialistas llaman “voto oculto”, ciudadanos que no revelan ante los encuestadores que votarán por los republicanos, pero finalmente terminarán haciéndolo por cuestiones de bolsillo.

En este contexto, los demócratas apuestan a que haya una enorme movilización, con récord de presentismo en las urnas. Por eso hay una ola de figuras demócratas que estuvieron a último momento alentando a que la gente vaya a votar, como por ejemplo la estrella de televisión Oprah Winfrey, que realizó un “timbreo” puerta a puerta en Atlanta, Georgia, para pedir por la candidatura de la afroamericana Stacey Abrams, que aspira a la gobernación. También estuvieron de campaña las actrices Jodie Foster, Julianne Moore, Ellen Pompeo y la cantante Cher.

FUENTE: Clarin
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario