Este martes desde Estados Unidos salió la noticia que dio vuelta al mundo en segundos: la primera vacuna contra el coronavirus que probaron en ese país logró acelerar el sistema inmunológico de las personas que la recibieron, como lo esperaban los investigadores. Ahora entrará en su fase final de ensayo para determinar si protege contra la COVID-19.

La prueba fue realizada en marzo a 45 voluntarios sanos de entre 18 y 45 años, que recibieron dos dosis con un mes de diferencia. Estos voluntarios desarrollaron "anticuerpos neutralizantes" - se trata de moléculas que bloquean las infecciones - en su torrente sanguíneo en niveles similares a los de personas que sobrevivieron al coronavirus, según el reporte del equipo de investigación en la revista New England Journal of Medicine.

Lisa Jackson, miembro del Instituto de Investigación Kaiser Permanente Washington, en Seattle, que estuvo a cargo del estudio, explicó que esos anticuerpos neutralizantes son "un componente básico necesario para avanzar con los ensayos que podrían determinar si la vacuna protege contra la infección''.

Las dosis de ARNm-1273 “fueron generalmente seguras y bien toleradas, sin eventos adversos graves”, según indicaron los científicos, si bien más de la mitad de los participantes reportó reacciones similares a las de otras vacunas, como fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y dolor en el sitio de la inyección.

"Estas son buenas noticias", declaró a The Associated Press Anthony Fauci, principal experto en infecciosas del Gobierno de Estados Unidos y asesor del presidente Donald Trump.

El próximo paso

Esta vacuna experimental fue desarrollada por los Institutos Nacionales de Salud y el laboratorio Moderna Inc. El paso siguiente será después del 27 de julio y se trata de un estudio en 30.000 personas para comprobar si es fuerte como para proteger contra el SARs-CoV-2. Así, en esta nueva fase, evaluarán "principalmente la eficacia, seguridad e inmunogenicidad de la vacuna experimental ARNm-1273 para prevenir el coronavirus hasta 2 años después de la segunda dosis de la misma".

Esta nueva prueba controlada será de dosis de 100 microgramos del fármaco ARNm-1273 y otras aleatorias similares de placebo.

El objetivo principal de esta nueva vacuna será evitar que las personas desarrollen síntomas de COVID-19, pero también que la enfermedad se agrave. El Gobierno de Estados Unidos espera tener resultados para fin de este año.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario