"En el plan originario del Creador no está el hombre que se casa con una mujer y, si las cosas no van, la repudia. No. Existe en cambio el hombre y la mujer llamados a reconocerse, a complementarse, a ayudarse en el matrimonio", afirmó el pontífice al comentar el Evangelio.

Y continuó: "Esta enseñanza de Jesús es muy clara y defiende la dignidad del matrimonio como unión de amor que implica fidelidad".

"O sea que lo que permite a los esposos permanecer unidos es un amor de donación recíproca apoyada en la gracia de Cristo. Si en cambio prevalece en los cónyuges el interés individual, la propia satisfacción, entonces su unión no podrá resistir", enfatizó Jorge Mario Bergoglio.

El para Francisco señaló además que "es la misma página evangélica la que nos recuerda, con gran realismo, que el hombre y la mujer, llamados a vivir la experiencia de la relación y del amor, pueden dolorosamente tener gestos que la pongan en crisis".

"Jesús no admite el repudio y todo lo que puede llevar al naufragio de la relación. Lo hace para confirmar el plan de Dios, en el cual destacan la fuerza y la belleza de la relación humana", agregó el pontífice.

Y completó: "La Iglesia, madre y maestra que comparte las alegrías y los pesares de las personas, por una parte no se cansa de confirmar la belleza de la familia como nos fue entregada por la Escritura y la Tradición; al mismo tiempo, se esfuerza en hacer sentir su cercanía materna a los que viven la experiencia de relaciones quebradas o llevadas adelante de modo sufriente o con peso".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario