Hermione Cox-Denning, fue bautizada como la "Bella Durmiente", se emborrachó y cuando volvió a su casa para descansar se acostó y despertó siete días después.

La joven británica padece el síndrome de Kleine-Levin, que provoca periodos recurrentes de sueño excesivo. Al parecer, el alcohol es uno de los factores que potencian el trastorno.

La mujer manifestó: "Tomar más de dos tragos hace que caiga en un sueño profundo durante varios días. Me di cuenta que cuando bebía alcohol, al día siguiente sufría un episodio".

2.jpg_750174620.jpg

Además agregó: "No podía hablar ni comer ni beber. Es como si mi cuerpo se apagara. Los recuerdos son confusos. Tras sufrir estos episodios, pueden pasar cuatro días hasta volver a la normalidad. Las primeras veces, mis amigos se preocupaban porque desaparecía".

Los médicos la analizaron y primero aseguraban que tenía gripe, depresión o problemas de salud mental. Luego de un par de años con los mismos síntomas, un estudio más profundo determinó que padecía el síndrome de Kleine-Levin.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario