Conflicto en Medio Oriente. 

Israel no descartó "tomar" la Franja de Gaza

Así lo afirmó su Primer Ministro, Benjamin Netanyahu. Sostuvo que no busca una guerra, pero que evalúan todas las opciones. Hay más de 130 muertos.

La escalada de violencia en Medio Oriente sigue avanzando y los llamados al cese de hostilidades por parte de los actores internacionales no están siendo atendidos. En ese contexto, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo esta mañana que la campaña de bombardeos en la Franja de Gaza tiene como objetivo disuadir a Hamas, pero no descartó una campaña para “conquistar” al grupo terrorista que gobierna el enclave, unas declaraciones que sumaron más preocupación sobre el futuro del conflicto.

“Solo hay dos posibilidades para hacerles frente: bien ir hasta el final, que es todavía una posibilidad, bien la disuasión, y actualmente estamos inmersos en una disuasión firme”, dijo el primer ministro a embajadores en Tel Aviv. “Debo decir que no descartamos ninguna opción, lo que intentamos hacer es precisamente esto: reducir sus capacidades, sus medios terroristas, y disminuir su determinación”, agregó.

“Esperamos poder restablecer la calma, y esperamos poder restablecerla rápidamente. Quiero decir que hacemos esto haciendo lo máximo para evitar las víctimas civiles”, explicó el Primer Ministro. Netanyahu por ahora evita especular sobre posibles avances y prefiere hablar de "objetivos" a la hora de valorar la ofensiva, según el diario 'Times of Israel'.

En este sentido, ha asegurado que no se puede hablar de plazos, aunque ha dicho "no esperar" una "conflagración", lo que supondría una guerra abierta entre las partes, uno de los temores más instalados en los últimos días por parte de los analistas internacionales.

El Ejército por ahora no ha dado el paso de anunciar una ofensiva terrestre, como sí ocurrió en 2014, cuando murieron más de 2.000 personas en la Franja, la gran mayoría civiles. Hasta el momento, el conflicto de esta semana acumula 219 muertos en Gaza (incluyendo 63 menores) y 12 en Israel.

Partidario de la línea más dura, Netanyahu insistió en que su país “no buscó” la escalada que comenzó el 10 de mayo cuando Hamas lanzó cohetes hacia Jerusalén después de exigir que el personal de seguridad israelí abandonara el complejo de la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: