Coronavirus. 

Limitada por el coronavirus, comienza la peregrinación islámica a La Meca

Este año se limita a la participación de un millar de personas que deben cumplir con un estricto protocolo sanitario por el brote de coronavirus.

Los peregrinos, con mascarillas y en pequeños grupos, comenzaban a llegar este miércoles al lugar más sagrado del islam, La Meca, tras pasar días aislados, para el inicio de un haj histórico y único, reformado por la pandemia del coronavirus.

El haj es uno de los requisitos más importantes y profundos del islam, y debe realizarse una vez en la vida. Recrea la ruta recorrida por el profeta Mahoma hace cerca de 1400 años, que se cree que siguió los pasos de los profetas Ibrahim e Ismail, o Abraham e Ismael en la Biblia.

La peregrinación, que es exigente tanto física como espiritualmente, tiene por objetivo lograr una mayor humildad y unidad entre musulmanes.

Pero en lugar de rezar en pie, hombro con hombro, en un mar de gente de todos los estratos de la sociedad, este año los peregrinos guardan la distancia social: separados y moviéndose en grupos de 20 para limitar la exposición y la posible transmisión del coronavirus.

Por primera vez en casi un siglo, el gobierno saudita prohibió la entrada de musulmanes desde el extranjero para completar el haj en un intento por limitar la exposición al coronavirus. En su lugar, se seleccionó a apenas 1000 personas que ya residían en Arabia Saudita para participar en el haj. Dos tercios son extranjeros que representan a parte de las 160 nacionalidades que habrían convivido en esos días. Un tercio es personal de seguridad y médico.

Los peregrinos, elegidos tras solicitar una plaza por internet, tienen que tener entre 20 y 50 años, no padecer enfermedades terminales y no mostrar síntomas de coronavirus. Se dio preferencia a quienes no habían realizado el haj antes.

Todos los asistentes se sometieron a una prueba de detección del coronavirus, recibieron pulseras conectadas a sus celulares para monitorizar todos sus movimientos y tuvieron que aislarse en sus casas y habitaciones de hotel en La Meca antes del inicio del haj el miércoles. Cuando termine el domingo tendrán que pasar otra cuarentena de una semana.

La Meca estuvo sellada durante meses antes del haj, y una peregrinación más pequeña que se realiza durante todo el año, el umrah, se suspendió a principios de año, obligando a quienes ya estaban en la ciudad a regresar a sus casas.

Los medios de comunicación internacionales no pueden cubrir el haj desde La Meca este año. En su lugar, el gobierno emitirá imágenes en vivo desde la Gran Mezquita, mostrando como el limitado numero de peregrinos se mueve, separados por varios metros, rodeando la Kaaba en el primero de los rituales de la peregrinación.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: