El nevado de Caraz, ubicado en la Cordillera Blanca de los Andes, en Perú, a más de seis mil metros de altura, se convirtió en la tumba de los dos montañistas argentinos Ian Schwer y Juan Pablo Cano. Según informó hoy la policía Alta Montaña de Huaraz, sus cuerpos fueron rescatados el domingo después de haber estado desaparecidos desde el viernes, cuando debían haber regresado de su expedición.

"Fallecieron cuando intentaban escalar una pared de hielo del nevado, cedió uno de los bloques y cayeron al suelo", informó el mayor Gilmer Torres, miembro de la policía de Huaraz, ubicada a 400 kilómetros al norte de Lima.

Con los dos argentinos ya suman 12 los montañistas muertos en las montañas de hielo de Ancash en los últimos dos años. Cuatro de ellos fallecieron en una avalancha de nieve en enero.

Según explicó el presidente de la Casa de Guías de Alta Montaña de Huaraz, Rafael Figueroa, "esta es una montaña bastante técnica, es decir, que requiere de mucha preparación para poder escalarla, no solo por la altura sino también por las condiciones climáticas".

FUENTE: AFP

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota: