Estudio.. 

Revelaron cómo hace Lionel Messi para dar pases efectivos sin mirar

La explicación surge a través de un estudio de laboratorio en ratones y que la clave está en una parte del cerebro humano, sumado a la experiencia y al aprendizaje.

Podemos recordar rápidamente el pase filtrado que le da a Nahuel Molina en el Mundial en los cuartos de final ante Paises Bajos. En el Inter de Miami lo volvió a hacer en una asistencia de gol sin mirar a su compañero y nuevamente nos preguntamos cómo es que eso es posible.

El estudio que revela cómo Messi da un pase sin mirar

Un reciente estudio en ratones, publicado en Nature Communications por científicos de la Universidad de Pekín, China, en colaboración con el físico argentino Emilio Kropff, de la Fundación Instituto Leloir (FIL), aporta una explicación concreta.

En el informe publicado, explica que una subzona del hipocampo llamada CA1 es capaz de generar al mismo tiempo múltiples representaciones espaciales, de uno mismo y de los demás, favoreciendo al “yo” como punto de referencia. La experiencia y el aprendizaje redefinen y mejoran las habilidades socioespaciales, según comprobaron también los autores del trabajo.

Embed - El PASE de MESSI a MOLINA | Argentina-Países Bajos

Qué descubrieron en el estudio

“Lo que descubrimos es bastante sorprendente: al parecer, en el hipocampo coexisten múltiples perspectivas del otro, utilizando distintos marcos de referencia. Y esto es un concepto novedoso. Uno podría pensar que la ventaja es que cambian los distintos tipos de interacciones que puedo mantener con ese otro: a un arquero es mejor representarlo en relación al ambiente, porque si se alejó del arco me conviene patear, por ejemplo; en cambio, a mi compañero tal vez me conviene representarlo en relación a mí para saber hacia qué lado tengo que hacer un pase”, graficó Kropff.

lionel messi (1).jpg

El investigador argentino precisó que dentro de estas variadas perspectivas que pueden “encenderse” juntas en el hipocampo, hay una llamada “vector social egocéntrico”, que está presente en un mayor número de neuronas. “En esta perspectiva importa más dónde está parado el otro respecto a uno que la información acerca del entorno; pero no solamente en cuanto a qué distancia está de mí, sino también a qué ángulo en relación a dónde apunta mi cabeza”, indicó el físico argentino.

“Esto no sucede porque aumenta el número de neuronas de esa representación, sino porque las respuestas se van optimizando. Además, muestra, por primera vez, que las representaciones del otro en el hipocampo del mamífero son plásticas y pueden ser mejoradas con el entrenamiento en tareas sociales, en las que saber dónde está el otro puede llevarme a mayores recompensas”, resaltó el especialista, lo que inmediatamente relacionamos a Lionel Messi y su manera de jugar al fútbol.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: