Alberto Fernández ganó holgadamente las elecciones del domingo. El ahora candidato del Frente de Todos en octubre, dio una entrevista con los periodistas Ernesto Tenembaum y María O 'Donnell, y fue claro con lo que piensa hacer en caso de ganar en las elecciones Generales.

"Macri no me llamó. Por ahí tiene un teléfono que no es el mío”, ironizó el compañero de fórmula de Cristina Fernández, y reflexionó sobre el agitado lunes económico en el país. "¿Qué puedo hacer ahora si no soy nada? Ni siquiera presidente electo. Mi lapicera no firma decretos. ¿Cómo puedo ayudar al Presidente?", se preguntó.

"Si el Presidente me quiere escuchar, voy y le cuento lo que hay que hacer. Si Macri piensa que lo puedo ayudar, que lo diga, pero él dice que nosotros somos la causa del problema; él le dice a los mercados que somos una banda de locos", agregó.

Sobre esa incertidumbre en los mercados que derivó en una fuerte suba en el dólar, indicó que "los fondos que compran bonos miran lo que valen los papeles y ven que han caído en default. Son precios de un país en default. El mercado ya descuenta que van a ser difíciles de cobrar. Con la construcción que ha hecho Macri es muy difícil".

Fernández obtuvo más del 47% de los votos, lo que lo acerca a ganar en primera vuelta. Sobre su proyecto en caso de quedarse con la presidencia, afirmó que "no estamos preparando una economía cerrada y con cepo. Yo nunca fui eso. Yo fui crítico de Moreno y del cepo", y acentuó su visión de la economía. "Yo tampoco soy Venezuela, nunca lo fui hasta que a Macri se le ocurrió repetir esta cantinela".

El candidato del Frente de Todos resaltó la figura de Lavagna y afirmó: "¿A quién no le gustaría tener a Lavagna de ministro de economía? Es de los hombres más virtuosos que he conocido. Pero no sé qué quiere hacer. Fue el único que me llamó para felicitarme".

El ex jefe de gabinete del gobierno kirchnerista dijo que será "el primer defensor para que Macri termine su mandato el 10 de diciembre", y también habló sobre las críticas del presidente de Brasil a la elección en el país. "Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista. Yo lo único que le pido es que deje a Lula en libertad. Con Bolsonaro no tengo problema en tener problemas".

El hoy líder del Frente de Todos fue categórico sobre algunos debates que siguen en el país. "Yo tengo la decisión política de legalizar el aborto", y también fijo postura sobre otros temas relacionados con los trabajadores. "No creo que sirva la doble indemnización. Nosotros la tuvimos en un momento en que se generaba empleo porque crecía la economía. Estas cosas no se resuelven cambiando la ley laboral".

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Encuesta

Se viene el día del niño ¿ya sabés que vas a regalar?

Ropa
Juguetes
Libros
El amor no tiene precio
ver resultados