Esta información fue verificada por Clarín con fuentes confiables del Gobierno y confirmada más tarde, cerca de las 19, por la Armada Argentina a través de su vocero Enrique Balbi.

“El contacto fue inspeccionado entre las 9 y las 13 del día de la fecha, a 477 metros de profundidad, siendo de forma alargada, con 62 metros de longitud y 13 metros de altura. Luego del análisis de las imágenes, se confirmó que no se corresponde con el casco del submarino”, explicó Balbi.

El Pantera Plus se sumergió hasta acercarse al objeto detectado por el Angelescu y le tomó varias fotografías. En un primer momento, dijeron las fuentes, las imágenes parecían compatibles con el aspecto del submarino argentino desaparecido, pero un estudio más profundo de las fotos arrojó indicios que descartaron esa hipótesis.

Tras desvanecerse esta posibilidad, la búsqueda continuaba al atardecer. La Armada espera para mañana la llegada a la zona de operaciones del minisubmarino estadounidense Curv-21; y también la de otra nave de última tecnología rusa que se sumaría a los trabajos de búsqueda el martes.

Ambas máquinas son capaces de identificar elementos sumergidos a una profundidad de hasta 6.000 metros.

El contacto descartado era una de los cuatro que se tenía previsto verificar hoy. Los otros tres están ubicados a mayores profundidades, lo que --informó hoy la Armada-- hace más compleja su exploración.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario