En junio del año pasado, el juez federal Sebastián Casanello había procesado por encubrimiento a Echegaray en la causa por lavado de dinero por la que está preso el empresario Lázaro Báez desde hace tres años.

Echegaray fue el primer funcionario procesado en este expediente, la causa del video de La Rosadita, de los millones "físicos" desparramados sobre la mesa de una financiera; un caso récord, en el que se incautaron activos por 3000 millones de pesos.

El extitular de AFIP está acusado de haber encubierto a Austral Construcciones, principal empresa de los Báez, en los orígenes del lavado de parte de su dinero: las maniobras con facturas apócrifas. Como jefe de la AFIP, frenó las investigaciones antes de que llegaran a Austral, sostuvo el juez. La denuncia contra Echegaray la presentó en 2015 Margarita Stolbizer.

En diciembre de 2017 , la parte central de esta investigación fue elevada a juicio oral. Esa elevación incluyó a Báez y a otros 24 procesados; entre ellos, sus hijos, su abogado Jorge Chueco y su contador Daniel Pérez Gadín. También, a Leonardo Fariña y Federico Elaskar que fueron quienes contaron en TV cómo giraban al exterior, por un circuito negro, los millones de Báez.

Fue la primera gran causa de corrupción que investiga al empresariado kirchnerista en llegar a juicio oral. Báez fue amigo cercano de Néstor Kirchner, socio de la familia y el principal contratista de obra pública de Santa Cruz. En esta causa, Casanello y la Cámara Federal consideraron probado que sacó del país 60 millones de dólares de origen ilegal.

FUENTE: La Nación
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario