sangre plasma anticuerpos.jpg

El primer cordobés que fue diagnosticado con coronavirus y, hasta ahora, el único que recibió el alta epidemiológica en esa provincia - muchos otros están recuperados pero siguen controlados - donará plasma al Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) para el desarrollo de un medicamento para tratar pacientes infectados con covid-19.

En general, los tratamientos a base de plasma cargado de anticuerpos de pacientes recuperados de una infección son centenarios. En el caso del nuevo coronavirus Sars-CoV-2, ya se está elaborando en cinco laboratorios europeos pero el Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba será el primero en desarrollarlo en Latinoamérica. Se tratará de un concentrado de anticuerpos que servirá para el tratamiento de pacientes críticos que se denomina de "anticuerpos pasivos" porque los enfermos reciben anticuerpos externos, en lugar de generar una respuesta inmune por ellos mismos.

La ventaja fundamental que tiene el tratamiento de “plasma del convaleciente” es que su disponibilidad es inmediata, en tanto que otros medicamentos y vacunas tardarán meses - incluso años - en desarrollarse. Los científicos por eso buscar utilizar esas transfusiones como una medidas provisionales para limitar los casos graves y evitar el colapso de los hospitales, mientras esperan los pico de casos.

En los hospitales de la ciudad de Nueva York, la más afectada por la pandemia, ya comenzaron a prepararse para usar la sangre de personas recuperadas como un posible antídoto para evitar llegar al colapso sanitario que sufrió Italia en sus unidades de terapia intensiva.

Este tipo de tratamientos tuvo relativo éxito durante los anteriores brotes de SARS y ébola. Sin embargo, según publica la revista científica Nature, Estados Unidos intentará aumentar el valor del tratamiento haciendo una selección de aquella sangre de donantes que esté llena de anticuerpos.

En el caso de la Argentina, después de la resolución oficial para el uso del plasma de recuperados para elaborar el medicamento , las autoridades sanitarias de cada jurisdicción serán las encargadas de determinar cuáles serán los centros de hemoterapia y bancos de sangre que realizarán la captación y recolección de plasma de pacientes recuperados de coronavirus.

El paciente cero de Córdoba

El cordobés que accedió a donar su plasma para el tratamiento de infecciones graves de coronavirus tiene 57 años y pasó un cuadro leve de covid-19. Se contagió en el norte de Italia, volvió al país el 18 de febrero sin síntomas y recién a comienzos de marzo confirmaron que tenía coronavirus. Los trataron en el hospital de San Francisco y en una clínica privada de la capital cordobesa, pero pasó la mayor parte de su aislamiento en un departamento con un cuadro leve: fiebre baja, dolor de articulaciones y músculos.

El hombre es ingeniero aeronáutico y trabaja en el Parque Industrial de San Francisco. No contagió a nadie de su familia ni a sus compañeros de trabajo, que fueron testeados. Una vez que pasó los 14 días para recuperarse y, tras el hisopado negativo, hizo otros 14 días de cuarentena en su casa. Es el único en la provincia que tiene alta epidemiológica, es decir, que ya no tiene el virus en su cuerpo y no puede contagiar.

coronavirus placa.jpeg

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario