La viuda del ex secretario privado de Néstor Kirchner, Carolina Pochetti, se convirtió en nueva arrepentida en la causa de los cuadernos de la corrupción o causa conocida como “Cuadernos de las coimas”, luego de que el juez Bonadío homologó el acuerdo como imputada colaboradora.

Fuentes judiciales detallaron que la mujer habló de un "Juez", cuyo nombre no trascendió y de la moneda en la que se realizaban las operaciones.

La mujer conoce los secretos financieros de Muñoz, acusado de ser el testaferro del ex presidente, y señalado por el chofer Oscar Centeno como una de las personas a cargo de recibir los pagos de las coimas por parte de los empresarios.

La Justicia entiende que parte de ese dinero se invirtió en propiedades en los Estados Unidos, que luego fueron vendidas y los fondos enviados a paraísos fiscales. De esas maniobras habrían participado otros testaferros de Muñoz, como Elizabeth de Municoy, también arrepentida, y el ex secretario de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, otro de los imputados colaboradores.

La declaración de Pochetti no es una más: la viuda de Muñoz podría imprimirle un giro a la causa y terminar de complicar el frente judicial de la ex presidenta Cristina Kirchner en el expediente. La mujer podría revelar el sitio en el que se esconde parte del botín K. O aceptar que Muñoz fue testaferro de Néstor. Se habla de fondos por un total de US$ 70 millones.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario