El perito que se entrevistó dos veces con Nahir Galarza, cuando estaba detenida, rompió el silencio. Se trata del mediático psicólogo Gabriel Cartañá, que pudo dar a conocer el contenido de una decena de tests que le hizo a la joven después de que se levantó el secreto profesional con el fin del juicio por el crimen de Fernando Pastorizzo.

"Hoy Nahir está muy enojada porque está frustrada y esperaba otra cosa. La realidad la está golpeando de a poco", indicó el especialista sobre la sentencia de los Tribunales de Gualeguaychú. Después de tres semanas de juicio, Galarza se convirtió en la mujer más joven del país en recibir la condena a prisión perpetua. "Ella esperaba una condena muy corta de cuatro años, de los que salía en dos", agregó.

Los jueces consideraron por unanimidad que la joven fue la "autora penalmente responsable del delito de homicidio calificado, por ser (Fernando) una persona con la que mantenía una relación de pareja" desde hace cuatro años, a pesar de que ella había declarado que su vínculo era "ocasional".

"Hay sufrimiento y arrepentimiento por parte de Nahir pero no porque Fernando perdió la vida, sino por las consecuencias que esto le trajo", contó Cartaña, en diálogo con El Diario de Mariana.

De acuerdo al especialista, en este momento la detenida está reflexionando sobre todo lo que se perderá en prisión: "Está pensando que no va a ser abogada, no se va a casar, no va a tener hijos y no va a poder ayudar a su hermano discapacitado". Sin embargo, el psicólogo señaló que Galarza no ve lo que debería haber visto desde el primer día, "que le quitó la vida a un ser humano".

Con respecto al crimen de Pastorizzo, el especialista aclaró que la joven sabe lo que hizo, pero que no siente ninguna culpa. "Estaba como alguien que se portó mal y hasta un poco en penitencia", dijo sobre los encuentros que tuvo con Nahir en la Comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú.

En este marco, reveló que la detenida de 19 años sufría de alexitimia, un desorden de tipo neurológico que genera en quienes la padecen una notoria incapacidad para poder controlar y reconocer sus propias emociones. "Una persona que no puede sentir emociones no entiende la gravedad de sus actos", explicó sobre la "falta de culpa" de Galarza.

Fuente: TN

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario