Temprano se conoció la intención del Gobierno de Mauricio Macri de que el Congreso de la Nación aprobara el 30 de noviembre como feriado – solo en la Ciudad de Buenos Aires- para garantizar la logística de la primera jornada de la Cumbre de Líderes del G20 que se celebrará en el predio de Costa Salguero. Ahora, se conocen las restricciones que sufrirán el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, que estará habilitado para uso exclusivo de las comitivas oficiales.

Según la organización del G20, la decisión se tomó para "garantizar la seguridad operacional de un encuentro que convocará a Donald Trump, Angela Merkel, Vladimir Putin y Xi Jinping, entre otros jefes de Estado".

Así, entre las 15 del jueves 29 de noviembre y las 22 del sábado 1 de diciembre próximos el aeropuerto metropolitano se encontrará inhabilitado para operaciones civiles y comerciales, quedando reservado para aeronaves que transporten a presidentes, jefes de delegaciones o comitivas de países miembro u organismos internacionales, o militares.

La medida, respaldada por el Consejo de Seguridad del G20 (todas las Fuerzas y el ministerio de Seguridad), fue dispuesta en conjunto por los ministerios de Defensa y Seguridad y por la Administración Nacional de Aviación Civil. El protocolo alcanzará también a los aeropuertos de El Palomar, San Fernando y Morón, además de los aeródromos y helipuertos que se encuentran dentro de un radio de espacio aéreo de 25 kilómetros de Aeroparque. El Palomar, como excepción, mantendrá únicamente operaciones aerocomerciales hasta las 20 del 29 de noviembre.

Aunque no estará inhabilitado, el Aeropuerto Internacional de Ezeiza también podrá ver afectadas sus operaciones por ser el punto de llegada y de partida de algunas delegaciones.

Todos los aeropuertos podrán volver a operar con normalidad a partir de las 22 del sábado 1 de diciembre, cuando la Cumbre de líderes del G20 ya haya finalizado.

La medida se venía analizando hace meses, desde que se decidió que el predio para la cumbre que presidirá Argentina fuera Costa Salguero, un sector aislado de la ciudad, fácilmente cercable.

De hecho, también para garantizar los procesos de seguridad y logística, el Gobierno impulsa que el 30 de noviembre sea declarado – por única vez- feriado para la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto de ley ya ingresó a la Cámara de Diputados y llegó acompañado de un mensaje para los legisladores: "Buscamos que se minimice el impacto urbano producto de la disminución de la circulación de las personas y se favorezca la ejecución de todas las tareas que resultan necesarias para el desarrollo exitoso de la cumbre".

La cumbre es el mayor desafío internacional del Gobierno de Mauricio Macri, que este año preside el foro. Participarán los 19 jefes de estado del Grupo, más la Unión Europea y los países invitados. En total, se esperan 8.000 personas, entre presidentes, ministros, funcionarios políticos y cerca de 2.500 periodistas. Además, se estima que otras 1.000 trabajarán en la logística.

Aún están frescos los violentos enfrentamientos en la cita de Hamburgo del año pasado, por lo que el objetivo presidencial es superar la fecha sin incidentes.

Fuente: Infobae

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario