El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó hoy que al menos 32 niños wichí fueron internados por desnutrición. Además registran 160 casos de menores con muy bajo peso en distintos parajes de norte de Salta.

En las últimas semanas se registraron 8 muertes de niños wichì por desnutrición y se desencadenó un operativo sanitario que identificó la falta de acceso al agua potable como una de las causas principales del problema.

Arroyo dialogó con Radio Diez y afirmó: “La situación en Salta es gravísima, básicamente el problema es el agua; los chicos toman agua contaminada que les ocasiona diarrea que los deshidrata y de ahí vienen la desnutrición y la malnutrición”.

En Salta, Gustavo Sáenz declaró la emergencia sociosanitaria en los departamentos San Martin, Rivadavia y Oran,

Arroyo, que la semana pasada recorrió la zona, afirmó hoy: "Estamos hablando de parajes muy alejados y en muchos casos la ambulancia está rota o a una gran distancia, y así se dan las situaciones como las de estos chicos”.

Arroyo mencionó además que “en lo inmediato, ante la emergencia, llevamos módulos de alimentos y agua, para eso contamos con la ayuda del Ejército que ha llevado camiones cisterna y agua potable; pero la solución de fondo, y en la que el Ejército va a ser muy importante, es en la perforación de nuevos pozos para que haya agua potable”.

Se prevé también que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, supervise mañana los trabajos de Ejército en el norte de Salta.

Arroyo indicó que “ahora estamos atendiendo la urgencia con envíos de alimentos y agua embotellada, pero hay que resolver el tema del pozo de agua”.

Testimonio

Cecilia Pascual, una mujer perteneciente a la comunidad del norte salteño, vive cerca de Tartagal. En la comunidad donde vive, son 30 familias entre las cuales está la suya. Ella creció allí y hoy es “re abuela”, según relató a La Gaceta.

Según el relato de Cecilia, el problema es la falta de acompañamiento de las autoridades y la contaminación del agua. “A los indígenas nos falta tierra, porque donde permanecemos y vivimos está contaminado”, explicó.

Cecilia hizo hincapié en la imposibilidad de acceder agua potable. “Nosotros culpamos a la contaminación del agua y de los agroquímicos porque estamos rodeados de fincas. Donde hay finca cerca, seguro los chicos se enferman de enfermedades incurables”, finalizó.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario