Luego de que la Cámara Federal le ordenara indagar a la ex presidenta, Casanello decidió tomar esa decisión intermedia entre un procesamiento y un sobreseimiento y tras una fuerte pulseada con el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) Mariano Federici quien desde hace dos años pedía la indagatoria. Sucede que el juicio oral por la ruta del dinero K contra Lázaro Báez, sus cuatro hijos y otros 20 imputados comenzó hace dos semanas pero sin Cristina.

Ahora seguramente, la UIF y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, apelarán la decisión de Casanello y pedirán su procesamiento por entender que el lavado de esos 60 millones de dólares de Báez fue parte de un circuito que empezó con el otorgamiento de 3 mil millones de dólares en obras públicas al empresario santacruceño quien luego le pagaba “alquileres” por sus hoteles a los Kirchner.

En cambio, para Casanello “no hay una prueba directa” que comprometa a Cristina. Si la situación de la ex presidenta se resuelve rápidamente y eventualmente es procesada podrá sumarse al juicio oral. De lo contrario, en todo caso habría que esperar un segundo juicio oral por el mismo caso.

En la resolución aclaró que se decisión no significa “la clausura de la investigación en absoluto, sino advertir que debe profundizarse para acreditar la hipótesis introducida”.

Por estas razones, en este contexto "es necesario agotar todas las diligencias relacionadas con la firma Aldyne Ltd., ubicada en las islas Seychelles donde Cristina hizo una polémica escala técnica en el 2013 al regresar de una gira por Vietnam y otros países”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario