El dólar se negoció con leve suba en la City porteña, en una jornada cambiaria en la que reaparecieron las intervenciones vendedoras del Banco Central en el mercado de contado, para regular la liquidez de la plaza, y también en la operatoria de futuros.

En bancos y casas de cambio de la City porteña el dólar subió nueve centavos, a $23,22 para la venta y $22,38 para la compra en promedio. Los valores más altos se registraron en los bancos Galicia e ICBC, a 23,40 pesos.

En la repartición vendedora del Central, que operadores estimaron entre 100 y 150 millones de dólares, en el mercado mayorista o interbancario la divisa concluyó a $20,71, un centavo debajo del cierre anterior.

El BCRA lleva vendidos en mayo unos USD 1.100 millones, y un total de USD 7.900 millones desde el 5 de marzo, para intentar limitar la devaluación de la moneda local ante la fuga de capitales reportada en el mercado.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 865,2 millones, mientras que en futuros en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se pactaron USD 12,1 millones, más otros USD 654,1 millones en el ROFEX, donde las posturas para fin de mes cerraron a $23,205 y para diciembre de 2018, a 27,45 pesos.

En el exterior también operó en baja el dólar, después de varias semanas de apreciación. En Brasil cede a 3,55 reales, un 1%, después de haberse operado en la víspera a 3,60 reales, su valor más alto en dos años.

El Banco Central informó que obtuvo USD 2.000 millones para reforzar las reservas internacionales, a través de una línea de crédito del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), de modo que los activos internacionales totalizan ahora 57.014 millones de dólares.

"El préstamo que tomó el BCRA del BIS es una línea disponible para bancos centrales que tienen depositadas parte de sus reservas en ese organismo internacional", señalaron desde Research for Traders.

El BCRA se desprendió de casi USD 8.000 millones desde el 5 de marzo con ventas de divisas en el mercado de contado, para amortiguar la escalada del dólar. Esa iniciativa se complementó con la fuerte suba de tasas al 40% y la intervención en el mercado de futuros, pero aún en su conjunto no fueron suficientes para aplacar los ánimos del mercado, lo que llevó al Gobierno a recurrir al auxilio financiero del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El gobierno de Mauricio Macri solicitará al organismo multilateral un acuerdo financiero "stand-by" de alto acceso, que demandaría una negociación cercana a seis semanas. Se trata de una línea de crédito que impondrá exigencias de política económica al país.

Un reporte de BTG Pactual consideró que un acuerdo "stand by" sería más negativo para Argentina que otras opciones de financiamiento del FMI, ya que esa modalidad es otorgada a países que muestran "señales de alto riesgo de insolvencia e implica condiciones más rigurosas".

Por TN el ministro de Finanzas, Luis Caputo, aseguró que un acuerdo con el ente que dirige Christine Lagarde garantizará el financiamiento del país hasta el final del mandato del Gobierno, a fines de 2019.

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario