La entidad que conduce Federico Sturzenegger vendió dólares desde el inicio de la rueda en valores descendentes y aportó la mayor parte del total de los US$870 millones operados en la jornada.

Según confirmaron fuentes del mercado, el ente monetario guió el sendero descendente en el mercado mayorista con intervenciones a $25,85, $25,80 y $25,75, el valor de cierre (retrocedió 35 centavos).

De esta manera, revirtió la escalada en la cotización en la divisa estadounidense que se había registrado en la primera jornada de la semana, cuando la demanda se aceleró sobre el final de la rueda y llevó al mayorista por encima de los $26 (llegó a operarse a $26,10).

La dinámica se replicó en el segmento minorista, que llegó a tocar los $26,53 a comienzos del día y cerró a $26,38, seis centavos por debajo del valor del lunes.

"La sensación que hay en el mercado es que sin la aparición del Banco Central no hay dólares en la calle y se puede generar la idea de que siempre se va a conseguir un valor más alto", dijo a LA NACION Diego Falcone, Head Portfolio Manager en Cohen.

La intervención de hoy fue la primera incursión del BCRA en el mercado cambiario tras el anuncio del acuerdo por US$50.000 millones con el FMI que tuvo lugar el jueves por la tarde. En las dos jornadas siguientes, el precio de venta al público de la divisa estadounidense trepó 90 centavos y pasó de $25,54 al máximo histórico de $26,44 de ayer, con una devaluación que superó el 3,5%.

Para Martín Alfie, economista jefe de la consultora Radar, el BCRA muestra "errores de comunicación y comportamientos erráticos" con su comportamiento en el mercado de cambios. "Hace días difundió un comunicado defendiendo la flotación y hoy volvió a intervenir. El problema es que estos idas y vueltas generan incertidumbre y es jugar un poco con fuego. Argentina no está preparada para flotar, y menos con una corrida cambiaria tan reciente", planteó.

"Hace falta un poco más de timing, porque la falta de atención del BCRA costó entre US$400 y US$500 millones, que fue lo necesario para hacer retroceder al dólar", consignó el analista financiero Christian Buteler, en referencia al salto que la divisa experimentó el lunes. Ese día, una aceleración de la demanda en las últimas operaciones de la rueda provocó un salto superior al 3% en la cotización mayorista que escaló 79 centavos y cerró a $26,10, mientras que el minorista sumó 49 centavos para llegar al máximo histórico del $26,44. Tras el cierre de hoy, el peso acumula una devaluación superior al 38% en lo que va de 2018.

"En este momento, pregonar que los argentinos estamos en una situación para tolerar un libre mercado de cambios es un arma de doble filo. Después del anuncio con el FMI, se retiró el BCRA pero una suba del 5% en el mayorista no es una buena señal en el cortísimo plazo por la relación que tiene con la inflación. Hasta que no haya más detalles del acuerdo y sepamos el equilibrio del tipo de cambio que buscan los hacedores de política monetaria, es necesario que el BCRA muestre que recuperó el poder de fuego", agregó Martínez Burzaco.

La dinámica local se vio favorecida por cierta calma en el contexto cambiario regional, mientras se espera que mañana la Reserva Federal estadounidense anuncie un esperado incremento en su tasa de interés de referencia. En Brasil, el real se depreció un 0,16%, mientras que el peso mexicano retrocedió un 0,5% y el uruguayo, un 0,1%.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Los candidatos al título perdieron puntos, ¿es un mundial más parejo?

Si
No
No se
ver resultados