alberto conferencia.jpeg
El presidente, Alberto Fernández, en diálogo con el Banco Mundial, que financiará con US$300 millones la Asignación Universal por Hijo, en el marco de la crisis del coronavirus.

El presidente, Alberto Fernández, en diálogo con el Banco Mundial, que financiará con US$300 millones la Asignación Universal por Hijo, en el marco de la crisis del coronavirus.

Este miércoles y en medio de la crisis desencadenada por el coronavirus en el mundo, “el mundo financiero demostró que tiene una cuota de humanidad”, como lo dijo hoy el presidente, Alberto Fernández.

Por un lado, el FMI y el Banco Mundial le pidieron a los acreedores bilaterales de los países más pobres que suspendan los pagos de las deudas para que puedan liberar dinero para combatir la pandemia de coronavirus. Por otro, el Banco Mundial aprobó un préstamo de US$300 millones para la Argentina, que será destinado a fortalecer el sistema de protección social y minimizar el impacto de la crisis en los sectores más vulnerables.

La aprobación del apoyo presupuestario para la Argentina fue comunicada a Fernández a través de una videoconferencia por el vicepresidente del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg. Según informaron fuentes del Gobierno Nacional, el procedimiento se hizo en tiempo récord para agilizar el sistema de compras ante la emergencia por el coronavirus.

Específicamente, el crédito estará destinado a reforzar el Proyecto de Protección de Niños y Jóvenes de la ANSES, destinado a las familias de 350 mil chicos que aún no son alcanzados por la Asignación Universal por Hijo (AUH), que hoy sí reciben más de 4 millones de niños.

El financiamiento del Banco Mundial, que apoya el programa desde su creación en 2009, llegará en dos partes: una este año por US$165 millones y la otra en 2021 por US$135 millones. Será reembolsable en 32 años y tiene un período de gracia de siete años.

Pedido de suspensión de pagos

Esa demostración de corazón de las entidades financieras a la que hacía referencia Fernández quedó manifiesta de alguna forma este miércoles también con el pedido de suspensión de pagos de la deuda de países pobres que hicieron en comunicado conjunto el Banco Mundial y el FMI.

Las entidades expresaron que creen que “es imperativo en este momento dar un sentido global de alivio a los países en desarrollo así como una fuerte señal a los mercados financieros". El pedido está referido a países que califican para ayuda del IDA, un fondo destinado a los "2/3 de la población mundial en extrema pobreza".

Además, el FMI y el BM pidieron al G20 estar a cargo de la evaluación para hacer la lista de países con una deuda insostenible y trabajar en una reestructuración.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario