En una reunión que se realizó en la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad (FATSA), en el barrio de Boedo, el Gobierno avaló el pedido gremial de realizar un pago de un bono extraordinario de hasta 5000 pesos pagadero en dos tramos (noviembre y enero), no remunerativo, que sería refrendado a través de un decreto del Poder Ejecutivo para darle mayor impulso a la medida. De todos modos, no sería inminente.

En un comunicado que distribuyó el Ministerio de la Producción y Trabajo varias horas después de concluido el encuentro, se asegura que quienes participaron "se comprometieron a conformar una mesa de trabajo continuo para reforzar el diálogo tripartito entre el sector trabajador, el sector empresario y el Gobierno nacional.

El bono será "hasta" 5000 pesos, contemplando las limitaciones de pequeñas y medianas empresas en el contexto de recesión, ya que también los gremios comprendieron los argumentos.

Por otro lado, trascendió que el bono será para todos los trabajadores en actividad, ya sea en el ámbito público como en el privado, aunque en el caso de los empleados estatales tendrían una negociación paralela con el Estado nacional.

En el comunicado, Sica expresó que "hemos creado un ámbito de diálogo junto a los empresarios y los representantes de los trabajadores. Es en este espacio en el que podemos consensuar herramientas que nos permitan recuperar el poder adquisitivo del salario y preservar el nivel de empleo".

Destacó, además, que "es muy importante que tanto empresarios como trabajadores coordinemos esfuerzos en una misma mesa para generar propuestas que impulsen respuestas inmediatas para los trabajadores y soluciones para las diversas situaciones que atraviesan las empresas".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario