Hoy el Boletín oficial presentó un decreto que lleva la firma del presidente Mauricio Macri y la ministra de seguridad Patricia Bullrich, este documento tiene una consideración central que señala lo siguiente: "Resulta necesario reconsiderar y modificar la Zona de Seguridad de Fronteras de acuerdo con criterios actuales para la lucha contra el narcotráfico, la trata de personas, el contrabando y otros delitos trasnacionales"

Con esta nueva y extensa normativa y sus anexos, el Gobiernocambia la legislación fronteriza que data de 1944 y sus consiguientes variaciones y establecer a través de una serie de anexos una franja de 100 a 150 kilómetros desde el límite externo hacia el interior en el que actuarán las fuerzas de seguridad reorganizada. Esta antes no existía. Pero la misma no modifica ni las fronteras nacionales ni provinciales.

"El corazón de este cambio es por un lado establecer una zona de seguridad de fronteras en el que el objetivo es lograr que estas estén protegidas por las fuerzas federales, por supuesto siempre de acuerdo con las provincias. El concepto de zona de seguridad sigue vigente", señaló la ministra Bullrich a la consulta de Clarín tras la publicación del decreto. "Por otro lado, esto está mirado desde una perspectiva más moderna", señaló la ministra, que remarcó que ello también conlleva el establecimiento más ágil de zonas de productividad en dichas zonas fronterizas.

La modificación de la ley de fronteras de 1944, y los decretos de 1994, 2007, 2015, 2017 y 2018, están basados en el cambio de concepto de una legislación nacida sobre el final de la Segunda Guerra Mundial donde la frontera era fuero de la Defensa y de la acción y protección militar.

"Que el tiempo transcurrido desde el dictado de las normas vigentes en la materia, los cambios estructurales producidos en la organización administrativa y en las referencias geográficas anteriormente utilizadas, la modificación del trazado de las principales rutas nacionales y la experiencia recogida, hacen imprescindible una nueva reorganización geográfica, así como una actualización de los organismos estatales involucrados en el Desarrollo y Seguridad de Fronteras", señala el nuevo decreto.

Por su parte, el director de Control y Vigilancia de Fronteras, Vicente Autiero -quien depende a su vez de la subsecretaría del mismo nombre que ahora dirige Matías Lobos- subrayó a este diario que las zonas de seguridad creadas son consideradas una herramienta de control para combatir el crimen transnacional, siendo el noroeste y el noreste argentino las zonas más calientes. Y es dentro de ellas que el Gobierno viene promoviendo y realizando ahora los OCAF (Operativo Abierto Combinado de Frontera).

Pero además, en toda esa franja, donde más adelante se van a establecer nuevas resoluciones y normativas con la intervención de otros ministerios para promover áreas de desarrollo productivo, se establecerán acciones conjuntas de Migraciones, la AFIP, el Senasa, la ANAC -para controlar las pistas clandestinas- y todas las agencias del estado vinculadas a esta cuestión.

La participación de las Fuerzas Armadas en los operativos no está contemplada en este decreto, aunque se decanta que estas participarán como estaban pensando desde el Gobierno, en el sentido de que si bien la Ley de Defensa lo impide, existen sí cuestiones en la que los militares son activos colaboradores de las fuerzas de seguridad en materia logística. El ministerio de Seguridad estableció como uno de sus pilares el trabajo de sus cuatro fuerzas con las policías provinciales.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario