Un día después de la reunión entre la CGT, el Gobierno y las cámaras empresarias para acordar un bono compensatorio por la inflación acumulada, primaron el hermetismo oficial y las declaraciones cruzadas.

Te puede interesar: Estatales jujeños esperan novedades del bono de fin de año

El consenso parcial que las partes habían mostrado para que las empresas paguen un bono en dos cuotas de “hasta 5 mil pesos” se resintió. Desde el sector empresario y desde el Ejecutivo apuntan a la central obrera, presionada por el ala más dura del sindicalismo, que hoy representa Hugo Moyano.

“Es una maniobra más del Gobierno para dilatar un paro que tiene que ser ya. La CGT volvió a fallarle a los trabajadores. Los que no acordamos con el Gobierno estaremos en la calle", sostuvo el líder camionero -en una guerra abierta con el Gobierno- en diálogo con radio cooperativa y antes de volver a llamar a convocar a la medida de fuerza.

Podés leer: Comerciantes de Jujuy afirman que la situación es complicada para pagar el bono de fin de año

“Ellos pueden instar a pagar, pero no pueden obligar. En los salarios más bajos es una mejora real del 10 al 12 por ciento”, analizaron los empresarios sobre la propuesta oficial.

Las empresas que cerraron paritarias por encima del 35% y hasta el 40% no quieren pagar sobre esa suma un adicional. La realidad no es la misma para todos, las automotrices ajustan con cláusula gatillo y los plásticos cerraron cerca del 38,5%. Parte de ese grupo pretendería que la suma fija quedara a cuenta de los aumentos para 2019.

Por último: Desde el Gobierno afirmaron que el bono de fin de año excluye a los estatales

Los empresarios, como los sindicalistas “dialoguistas” y los más duros, ven en la medida del bono una salida al paro. “Es una medida de fuerza de carácter político-partidario, la industria no está vendiendo, no le sirve parar”, explicaron. Para el Ejecutivo significa además una salida para no reabrir paritarias.

El primero en patear el tablero fue el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que aseguró que la voluntad del Ejecutivo era que el monto adicional “con un tope” de $5mil fuera de carácter obligatorio para todos los privados.

Sica analiza la posibilidad de permitir una línea de crédito a las empresas que no puedan pagarlo, una posibilidad que conversó en persona con Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina.

FUENTE: Clarin
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario