Cultura.. 

Falleció María Kodama, albacea y viuda de Jorge Luis Borges

A los 86 años, misma edad en la que murió Borges, falleció María Kodama esposa y custodia de la obra del escritor argentino a causa de un cáncer de mama.
Por  Nestor Vivas

La escritora y traductora María Kodama, última esposa de Jorge Luis Borges y heredera universal de su obra, falleció a los 86 años como consecuencia de un cáncer de mama que le había sido detectado en los últimos tiempos, un hecho que la hizo permanecer en su casa de Vicente López y le había impedido presentar su último libro "La divisa punzó", una historia sobre Juan Manuel de Rosas escrita con Claudia Farías Gómez. La noticia fue confirmada por su abogado, Fernando Soto, quien publicó en Twitter: "Ahora entrarás al ‘gran mar’ con tu querido Borges. Que en Paz Descanses María”.

La historia de amor entre Jorge Luis Borges y María Kodama

Kodama (3).jpg
María Kodama conoció a Jorge Luis Borges cuando tenía 16 años y comenzaron a estudiar literatura inglesa antigua.

María Kodama conoció a Jorge Luis Borges cuando tenía 16 años y comenzaron a estudiar literatura inglesa antigua.

Kodama nació en Buenos Aires el 10 de marzo de 1937, hija de María Antonia Schweizer y del químico japonés Yosaburo Kodama. Y María se consideraba de esa nacionalidad: “mi padre que nació, se crió y educó en el Japón me puso todas esas reglas en mi cabeza y, por lo tanto, por educación, soy japonesa”.

De chica se interesó por la literatura y a los 10 leyó "Las ruinas circulares" en una revista sin conocer todavía sobre Borges. "Lo leí hasta el final sin entender intelectualmente nada, pero quedé atrapada por eso que estaba leyendo" comentó en una conferencia en la Feria del Libro de Buenos Aires. Cuando tenía 12 su padre la llevó a una conferencia de Borges por recomendación de un amigo. Pero su primer encuentro cara a cara fue uno de esos accidentes de película: se chocaron a la salida de una librería.

“Recuerdo que estaba en el secundario y fui a comprar útiles a Florida. Yo caminaba rápido como una bala. Borges salía de una librería, lo choqué sin querer y casi lo tiro al suelo. En la desesperación del golpe, le dije: ´¡Ay perdón!, yo lo escuché cuando era chica (por la conferencia). Y me dijo: ´Dígame, ¿usted no querría estudiar inglés antiguo?´. Yo, para hacerme la sabia, le pregunté: ´¿Shakespeare?´. ´No, mucho más antiguo. Siglo IX´, respondió. ´Ah no, eso va a ser muy difícil. No voy a poder´. Y me lanzó: ´Pero si lo que le digo es que yo tampoco lo sé y que lo estudiemos juntos´. A partir de ese momento, no nos separamos más” le relató al público al presentar uno de sus libros. Mantuvieron una estrecha relación incluso sin ser pareja. Estudiaban, charlaban de filosofía y literatura, entre otros temas. En el medio Borges se casó por primera vez en 1967, pero ese matrimonio duró un año y medio (no podía divorciarse porque aun no era legal hacerlo). El escritor era 38 años mayor pero eso no fue un impedimento para una relación que también se tradujo en dos libros en conjunto. Su vínculo se formalizó legalmente en abril de 1986 cuando se casaron en la embajada argentina en Paraguay, dos meses antes de su muerte.

Kodama (1).jpg
Kodama era heredera y custodia de toda la obra del escritor argentino.

Kodama era heredera y custodia de toda la obra del escritor argentino.

Tuvo varios litigios tras la muerte de Borges por los usos y derechos de su obra. En una entrevista, al ser consultada por la custodia de la obra de Borges, Kodama respondió: "Si no lo amara no defendería su obra. Él me ha dejado gran parte de su obra y si la defiendo es porque la amo. Yo no sabía que me dejaba eso. Soy una persona muy libre, mi padre me crió para ser libre e independiente. Él lo sabía, por eso cuando entrábamos en algún tipo de discusión, le decía 'Usted siempre dice que mi padre me educó para usted. Pues esto es lo que dice mi padre'. Y ya. Soy una persona libre. No soporto ningún tipo de atadura.

–¿No se siente atada a Borges y a su memoria?

–No. No lo considero una atadura, es otra cosa, un vínculo, un vínculo maravilloso.

Kodama decía sentirlo siempre con ella: "ustedes me ayudan mucho en eso porque al recordar su obra, me llevan a él y es algo mágico. Vive dentro de mí. Sí extraño mucho las cosas divertidas que decía, las cosas loquísimas que hacíamos juntos. Todos mis amigos lo tenían como un viejo aburrido y no, él era divertidísimo. Aparte te imaginarás que por mi carácter, una momia conmigo no va".

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: