Martha Pelloni es una máquina imparable que lucha contra la violencia hace mucho tiempo. Hace 30 años, motorizó las protestas sociales de reclamo de Justicia para esclarecer el crimen de María Soledad Morales. Hoy continúa con el desafío, buscando frenar los femicidios y las agresiones contra las mujeres con su Red Infancia Robada, con sedes en todo el país.

Pelloni se desempeñaba como rectora del Colegio del Carmen y San José, institución educativa a la cual acudía María Soledad Morales, una chica de 17 años que fue brutalmente asesinada. A 30 años de ese 8 se septiembre de 1990 que fue un punto de inflexión en su vida y uno de los casos más resonantes en Argentina, habló con TodoJujuy.com y aseguró: “Nuestra organización nació después de lo de María Soledad para defender a las personas de todo tipo de violencia”.

Marta Pelloni Caso Maria Soledad.jpg
Martha Pelloni - Religiosa    CASO MARÍA SOLEDAD

Martha Pelloni - Religiosa CASO MARÍA SOLEDAD

Perteneciente a la congregación de las Carmelitas Misioneras Teresianas, Pelloni puntualizó lo que significó el crimen de María Soledad. “Para nosotros es conmemorar 30 años y rendirle homenaje de una manera especial. Acabamos de terminar la misa”, aseguró. Además comentó: “Tenemos que cambiar el machismo patriarcal que está instalado en la cultura argentina. La mujer es atropellada, cada 36 horas muere una mujer. Nuestra organización nace para defender de todo tipo de violencia. Hoy en día nada se puede protestar si no es con violencia, la violencia engendra más violencia”.

"Para nosotros no se llamaba femicidio, pero fue el primero visible. Antes no aparecía el tema, pero desde entonces trabajamos con cuanta chica drogaban y mataban en el noroeste. ¡Si habré ido a marchas de chicas en Formosa o en Corrientes, atacadas con la misma metodología... víctimas de los hijos del poder y del dinero!", comentó Pelloni.

En relación al caso de María Soledad, la hermana Marta sigue sosteniendo: “El encubrimiento nunca se investigó, murió un colectivero, un sacerdote que dejaron morir, una enfermera de la clínica donde fue llevada (Soledad) con quien yo hable personalmente. Son las pruebas que hemos tenido y no se ha investigado”.

A 30 AÑOS DEL ASESINATO DE MARÍA SOLEDAD EN CATAMARCA

Caso de María Soledad

Un 8 de septiembre de 1990 en un monolito blanco situado junto a la ruta 38, a seis kilómetros del centro de San Fernando del Valle de Catamarca, apareció semidesnudo el cadáver de María Soledad.

Tenía una triple fractura del maxilar y no se distinguía su rostro. Su padre reconoció a la chica, de 17 años, apenas por una vieja cicatriz, de tres centímetros, que tenía en una muñeca. Estaba boca abajo, con una polera negra en el cuello, el corpiño en un brazo y un solo zoquete negro en el pie izquierdo.

Su asesinato hizo visibles los femicidios cuando esa categoría criminal todavía no existía en los códigos y provocó un quiebre en Catamarca.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario