Crisis. 

Por la bajante del Paraná se perdieron US$620 millones

Lo estimó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. La bajante afecta la vía por donde salen casi el 70% de las exportaciones

La sequía que afecta al Río Paraná tiene en jaque al campo y preocupa al Gobierno, ante la menor operatividad de la vía por donde pasan más del 70% de las exportaciones del país. Y la situación podría incluso agravarse,

Por la bajante en el tramo Timbúes-Océano la capacidad de carga de las embarcaciones que pasan por las aguas del Río Paraná se ve fuertemente limitada, lo que obliga a desviar cargas hacia otros puertos, elevando los costos de envío. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, debido a los costos logísticos motivados por la bajante del Río Paraná, se estima a la fecha una pérdida superior a los US$620 millones en exportaciones de harina y aceite de soja.

“Las exportaciones de harina y aceite de soja se están embarcando actualmente con precios que limitan el ingreso de dólares a la Argentina, en vistas de la menor competitividad de la mercadería argentina y las severas dificultades en la logística portuaria por el escaso caudal de la Hidrovía Paraná-Paraguay a la altura de Rosario”, explica el informe de la BCR.

“El bajo nivel del Paraná limita las posibilidades de carga en el Gran Rosario y reduce los precios de exportación de los principales subproductos del complejo soja, generando importantes pérdidas. El maíz también la sufre y da fuerza a los puertos del sur”, agrega el informe, en referencia a las salidas portuarias del sur de la provincia de Buenos Aires.

Mal escenario

El Instituto Nacional del Agua (INA) publicó días atrás un informe con tres escenarios probables que no generan optimismo para quienes viven de las exportaciones.

Un primer escenario, que a corto plazo es el más probable de ocurrir, augura la “continuación progresiva de la tendencia de bajante”. Un segundo escenario ofrece una mirada más pesimista y un tercer escenario es aún más crítico pronosticando lluvias débiles recién en el inicio del verano 2021/2022.

La situación viene de arriba. La Entidad Binacional Yacyretá, que opera la central hidroeléctrica, informó la semana última que “en función de la persistencia de la actual condición climática imperante en la cuenca de aporte, y a los resultados de los escenarios planteados por los centros climáticos de referencia, visualiza como situación muy probable la profundización de la bajante del río Paraná”.

El subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Borús, aseguró la semana pasada que la situación es peor que en 2020 y que la "perspectiva climática no favorece para nada". "Está claro que hoy por hoy, en niveles del Paraná desde Corrientes para abajo, estamos peor que en el 2020 y la perspectiva climática no nos favorece para nada", dijo Borús, quien remarcó: "Estamos mucho peor que el año pasado".

"Por ahora todo indica que vamos a continuar con lluvias escasas y con algún evento esporádico que puede llegar a servir especialmente sobre la cuenca del Iguazú", detalló el funcionario quien señaló que la situación viene de un mismo cuadro de sequía que comenzó en junio de 2019.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: