Inspirada en Justina Lo Cane, una nena de 12 años que falleció esperando un trasplante de corazón, la Ley 27.447 dispone que todos los mayores de 18 años sean donantes de órganos o tejidos, salvo que en vida dejen constancia de lo contrario.

La Ley fue aprobada por unanimidad tanto en el Senado como en Diputados, y ahora llegó la promulgación del Gobierno nacional para que sea ley.

Embed

A partir de ahora, los familiares de alguien fallecido no tendrán que autorizar la donación: “Podrá realizarse la ablación de órganos y/o tejidos a toda persona capaz mayor de 18 años que no haya dejado constancia expresa de oposición a que después de su muerte se realice la extracción de los mismos”, dice la Ley.

En el caso de los menores de edad, se requiere la autorización de los padres al momento de decidir la donación de sus órganos.

La ley propone que tanto los hospitales públicos y privados deben contar con servicios destinados a la donación de órganos y al tratamiento del paciente. Se creerá el Servicio de Procuración que deberá contar con al menos un médico que detecte potenciales donantes, asesore a las familias y garantice el proceso de donación. También se establece la capacitación para los profesionales que formen parte del proceso de donación y transplante.

Uno de los capítulos está dedicado a los medios de comunicación y establece pautas vinculadas al abordaje responsable de los temas vinculados a la donación y el transplante de órganos.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario