En la misa de apertura, el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, subrayó que “la crisis social y económica que golpea a todo el pueblo argentino va resintiendo la confianza en la dirigencia política, aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia”.

Además, denunció que el Papa Francisco es objeto de ataques desde dentro y fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes. “Estos ataques se extienden a toda la Iglesia, ya que parecería decir algo bueno sobre ella no es políticamente correcto”, aseguró.

“Hay que apelar a la humildad, la paciencia y el coraje, eligiendo el momento para hablar y callar”

Según el presidente del Episcopado, la situación con la Iglesia se recalentó por la habilitación de Macri para debatir sobre la legalización del aborto, que llevó a que se organizaran campañas de apostasía por la oposición manifiesta al proyecto.

“En muchas de estas situaciones hemos tenido responsabilidad y nos debe hacer pensar en nuestra propia conversión personal y pastoral, y hacer un profundo examen de conciencia”, dijo.

“Nunca nos habíamos imaginado que íbamos a estar delante de estos problemas, cuyas raíces y motivos nos cuesta entender. No sabemos adónde nos van a conducir”, finalizó Oscar Ojea.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario