Crimen y Justicia.. 

Asesinato del playero en Rosario: detuvieron al presunto asesino

El individuo arrestado por ser el presunto responsable del homicidio del playero tiene 15 años y podría pertenecer a una banda delictiva.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

En el contexto del aumento de la actividad delictiva relacionada con el narcotráfico en Rosario, durante la noche del jueves pasado, las autoridades policiales de Santa Fe arrestaron al individuo sospechoso de haber perpetrado el homicidio del empleado de estación de servicio Bruno Bussanich, ocurrido el 10 de marzo en un violento suceso en su lugar de empleo.

El individuo señalado como ejecutor del crimen es un adolescente de 15 años de edad, lo cual lo convierte en no sujeto a responsabilidad penal según lo establecido en el Código Penal en vigor. Después de ser detenido, el joven fue entregado a las autoridades judiciales encargadas de los casos que involucran a menores de edad.

En el lugar del hecho, se encontró una nota con amenazas al gobernador de Santa Fe.

De acuerdo con informantes relacionados con el caso, las fuerzas del orden localizaron al individuo durante un operativo de registro llevado a cabo en un lugar llamado Zona Cero. Tras su detención, admitió plenamente su participación en los hechos. Las acciones fueron dirigidas por los fiscales Adrián Spelta y Patricio Saldutti, pertenecientes a la Unidad de Homicidios de Rosario.

El elemento crucial que condujo a su ubicación fue la gratificación de $10 millones ofrecida por el gobierno provincial de Maximiliano Pullaro a cambio de información que condujera a su arresto. Además, fuentes judiciales aseguran que se llevó a cabo una labor de inteligencia. Al ser aprehendido, se descubrió que había modificado el color de su pelo en un intento por eludir la acción judicial, ya que su identidad había quedado registrada en las grabaciones de seguridad de la estación de servicio Puma Cita, situada en las intersecciones de las calles Mendoza y Rojas, durante el momento del ataque.

Los primeros días de marzo fueron los más sangrientos en Rosario en lo que va del año.

Cómo fue el homicidio de Bruno Bussanich

En las primeras horas del 10 de marzo, el joven, descendiendo de un automóvil Fiat Duna, sin mediar palabras, disparó contra Bruno Bussanich, de 25 años. El joven fallecido, que estaba en una relación con una madre soltera, se encontraba de servicio en los surtidores de la estación esa mañana de sábado. A pesar de tener empleo, según su perfil en LinkedIn, buscaba oportunidades laborales más acordes con sus aspiraciones, como técnico de mantenimiento, electromecánico, oficial técnico o analista de calidad. Además, era seguidor del equipo de fútbol Rosario Central.

En el sitio del incidente, se halló un mensaje intimidatorio dirigido al gobernador de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y a su secretario de Seguridad, Pablo Cococcioni. “Esta guerra no es por el territorio, es contra Pullaro y Cococcioni”, comienza diciendo el mensaje del crimen organizado y continúa: “Así como nosotros llegamos a 300 muertos, estando unidos vamos a matar a más inocentes por año”.

No fue solo ese asesinato el que ocurrió esa semana. Los inicios de marzo marcaron los días más violentos en Rosario hasta el momento en este año, con los homicidios de dos conductores de colectivo y un conductor de taxi.

Ambos detenidos integrarían un grupo delictivo conocido como "la banda de los menores" del barrio 7 de Septiembre.

Nuevas amenazas y crece la tensión en Rosario

A pesar de ello, la intimidación persiste en la ciudad , reconocida como el epicentro del tráfico de drogas en la nación. Pocas horas antes del homicidio del empleado de la estación de servicio, se descubrió una pancarta en la Autopista y la Circunvalación con nuevas amenazas dirigidas hacia las autoridades provinciales. Aunque el gobernador y su ministro eran los principales objetivos, el mensaje también advertía sobre la posibilidad de más violencia en Rosario. “Pullaro y Cococcioni se metieron con nuestros familiares. Va haber muerte a inocentes. Taxistas, colectiveros, basureros y comerciantes”, anunciaba el mensaje.

Ante esta situación, el Gobierno central ordenó la movilización de las fuerzas de seguridad federales en la región de Santa Fe para enfrentar la actividad delictiva organizada, en un plan en el que se solicitó la cooperación de las Fuerzas Armadas, aunque estas solo participarán en labores logísticas. Asimismo, el Poder Ejecutivo promovió una propuesta legislativa para ampliar el margen de acción de los militares en asuntos de seguridad interna.

En relación al asesinato de Bussanich, la autoridad judicial ya había arrestado a otros dos individuos en el barrio 7 de Septiembre. Ambos eran mayores de edad. El primero fue capturado en una casa ubicada en Schweitzer al 7800. Allí, las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) aprehendieron a Tiago Andrés P., de 19 años, a quien se le incautaron teléfonos móviles y prendas de vestir con evidentes manchas que parecían ser de sangre: un pantalón deportivo y una camiseta de manga larga.

La tensión recrudeció con la amenaza a Ángel Di María y su familia, hallada en la entrada del country Miraflores.

La segunda persona detenida fue Tiziano Uriel C., de 19 años, quien fue encontrado en una residencia situada en Los Arrayanes al 1800. Durante la operación, se confiscaron dos teléfonos móviles, una cantidad de dinero en efectivo y diversos dispositivos electrónicos.

De acuerdo a información proporcionada por fuentes cercanas al caso, se sospecha que uno de ellos podría haber sido el cómplice del joven de 15 años, señalado como el autor principal del incidente. Ambos individuos arrestados podrían formar parte de una banda criminal identificada como “la banda de los menores” del barrio 7 de Septiembre, no muy lejano a la estación de servicio donde fue asesinado el playero de 25 años.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: