La idea es robar lo que tengan a mano aprovechando un descuido de las personas que atienden el negocio. Generalmente son prendas de vestir y muchas veces, pasan desapercibidas entre los verdaderos clientes.

Te puede interesar: La caja para robar: la nueva modalidad delictiva

Hace unas semanas, el robo fue de dos hombres con una modalidad nunca vista. Utilizaron una caja para llevarse cuatro pantalones. Pero no fue el único, ya que otros negocios del centro de la ciudad, también fueron víctimas del accionar de las “mecheras”.

Te puede interesar: Mecheras en el centro: una metodología que "no pasa de moda"

Los comerciantes mantienen una comunicación entre sí para informar sobre la situación y la policía también está al tanto de lo que sucede, pero parecen multiplicarse porque siempre aparece gente nueva, ya sea de provincias vecinas o gente que va saliendo y va siendo formada para delinquir.

Los comercios víctimas más frecuentes son los supermercados, pero son los mismos empleados lo que detienen a los ladrones hasta que llega la policía. En la mayoría de los negocios consultados, indicaron que “es una modalidad de nunca acabar y cada dìa que pasa tenemos que estar muy atentos”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario