Cuando las autoridades policiales encontraron el cuerpo de Cynthia “CeeCee” Hoffman el pasado 4 de junio en la playa del río Eklutna en Anchorage, Alaska, no imaginaron la macabra historia que había detrás de su asesinato. Dos días antes, sus padres habían denunciado su desaparición. Cuando la descubrieron, la chica de 19 años estaba desnuda, atada con cinta adhesiva y tenía un disparo en la parte de atrás de la cabeza.

Aunque las autoridades están investigando por qué CeeCee fue la elegida, su familia declaró a Daily News que la chica tenía una discapacidad mental y su edad intelectual era la equivalente a una nena de 12 años, lo que la convertía en una persona más vulnerable y fácil de someter.

Mientras su hija estaba desaparecida, Timothy Hoffman intercambió mensajes de texto con “Angela”, como él conocía a Denali Brehmer, quien dijo haber estado con CeeCee en un parque de la zona y parecía preocupada por la desaparición de su amiga: “Espero que regrese a casa sana y salva, ella es mi mejor amiga”.

De acuerdo con documentos judiciales obtenidos por Daily News, Brehmer tenía una relación online con un hombre que se presentaba como “Tyler” y decía ser de Kansas. Él la convenció de que era un millonario y le ofreció US$ 9 millones o más por “violar y matar a alguien en Alaska” y después enviarle videos y fotos. Ella acordó hacerlo, según los documentos judiciales, y comenzó a elucubrar su siniestra idea: convocar a algunos amigos, matar a Cynthia y repartirse el dinero.

Las instrucciones del crimen que envió Tyler, según se publicó, decían: "Quítale los calcetines, quiero porno infantil. Debes violarla completamente, me aseguraré de que me veas hoy. Haz que parezca un juego de rol. Ya sabes a lo que me refiero. Como una película porno. Quítale las bragas en el video".

El día 2 de junio, Denali Brehmer pidió prestado un auto junto a su amigo Kayden McIntosh, de 16 años. Llevaron a CeeCee a un sendero en las cascadas de Thunderbid. Pero en lugar de dirigirse hacia las cataratas, abandonaron el camino y siguieron otro que iba en paralelo al río Eklutna, hasta que llegaron a un claro desierto. Allí ataron las manos y los pies de CeeCee y le cubrieron la boca con cinta adhesiva.

De acuerdo con la versión de Brehmer, sin que estuviera planeado, McInstosh tomó su pistola 9 mm y disparó a la víctima en la parte de atrás de la cabeza. Dejaron el cuerpo en el río.

“Perdón a todos, mi familia, mis amigos”, publicó Brehmer en un video en Snapchat. “Supongo que sabrán de mí cuando sepan de mí, pero no voy a volver por un largo tiempo. Lo siento, no quise hacerlo”. Todavía no sabía que había sido engañada. El “Tyler” al que le había estado mandando mensajes, fotos y videos no era un millonario. Su verdadero nombre es Darin Schilmiller, tiene 21 años y vive en Indiana.

alaska murder brehmer.jpg

Según publicaron medios locales, investigadores del FBI descubrieron dos videos que los asesinos de CeeCee enviaron a "Tyler": en ellos le quitaban la ropa interior. En el celular de Brehmer también había pornografía infantil y fotos sexuales explícitas que Había intercambiado con "Tyler".

Además de Brehmer y McIntosh están detenidos otros dos adolescentes por la conspiración. Darin Schilmiller enfrenta cargos por el asesinato y por tenencia de pornografía infantil y será extraditado a Alaska.

"Todo lo que sé es que mi hija no merecía todo esto. Ella debería haber tenido las amigas que quería. No debería haber tenido gente que quería hacerle daño. ¿Y las edades de estas personas? Es de enfermos. Y ahora ellos no tienen que vivir la pesadilla que yo tengo que vivir", dijo Timothy Hoffman.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario