Opinión.. 

El mundo ha vivido equivocado

Columna de opinión del CPN, Alberto Siufi.

Por  CPN Alberto Siufi

No, no es el genial cuento de Fontanarrosa, nos encantaría que sea y recordarlo con humor y una extensa sonrisa, estamos hablando de la percepción argentina respecto a la inflación. El mundo está equivocado si cree que la emisión monetaria genera inflación, si creen que el déficit fiscal eterno que no tiene cómo financiarse lo produce, si creen que no es la falta de oferta de productos lo que lleva los precios para arriba, a quien se le ocurre pensar que la ley de oferta y demanda puede tener injerencia con los precios?, así vivimos pensando, que nosotros tenemos razón y el resto vive equivocado.

Pero un día la mentira se terminó, el velo se cayó y la verdad en carne viva quedó a

flor de piel, el país se quedó sin reservas, el déficit fiscal es insostenible, y las tarifas de tanto subsidio se hacen insostenibles. Claro ahí nos damos cuenta cuando vemos los números del mundo que no eran ellos los equivocados, Argentina fue la que vivió equivocada.

Veamos los números que fundamentan lo que decimos. Solo 6 países en el mundo tienen más inflación que nosotros, el Líbano 211 % en 7 meses del 2022, Sudán con 199% , Venezuela con 170 % , Siria con 139 % , Zimbabwe 131 % y Turquía con 78 % , el séptimo es Argentina con 71 % en 7 meses de 2022.

Ahora si lo vemos con Latinoamérica y comparamos el mes de julio nos encontramos con números todavía más significativos. Chile 1,4 % y género una gran consternación, los trasandinos rotaron el poder entre la centro derecha y la centro izquierda 20 años, ahora ganó Gabriel Boric, de ultra izquierda, y no le resulta fácil el cambio, más allá de lo ideológico conserva preceptos económicos que difieren de los duros discursos que se hacían desde afuera del poder, hoy están preocupados y fue un 1,4%. Colombia 0.8 % y acaba de tener elecciones y ganó un polémico ex guerrillero, esto no cambió la estabilidad económica. Uruguay 0,7 % , da envidia su estabilidad y coherencia económica y política.

Paraguay y México tienen el 0,7 %, realidades distintas pero resultados parecidos, eso sí en materia económica no piensan como nosotros. Bolivia 0,6 %, vivieron una gran crisis política, cayó Evo y está presa Yáñez, llegó Arce y en materia económica es un canto a la ortodoxia, nadie toca el Banco Central y su moneda se valoró tanto que pasan a la Argentina -y salvó ropa y cubiertas- se llevan todo.

Ecuador un 0,2 % y tiene un Presidente jaqueado, vimos las calles teñidas de sangre y son piedras y gases pero su economía y estabilidad no explota, recordar eso sí que están dolarizados y eso los hace distintos, Perú 0,7 %, país convulsionado, Pedro Castillo cerca de ser destituido, está semana le allanaron la vivienda buscando a su esposa y cuñada para detenerlas, gobierno de ultraizquierda que conservó las autoridades de su banco nacional y hoy sale al mercado y consigue crédito al 4 % al igual que Bolivia. En los últimos 10 años destituyeron 3 presidentes pero su estabilidad económica sigue inquebrantable.

Brasil, la inestabilidad emocional de Bolsonaro, el pésimo manejo de la pandemia , la figura de Lula que crece y parece asegurar la victoria en las elecciones pero nada cómica al real , en julio tuvo una deflación o sea inflación negativa, bajaron los precios un 0,68 % , nada pareció moverlos en su camino económico.

EEUU que estaba asustado corrigió la inflación y la estabilizó en julio.

La pregunta que hicieron todos es ¿Cómo lo hicieron? La respuesta única, bajar déficit fiscal, bajar impuestos, tasas de interés positivas. Todos conceptos que los

advierten los economistas permanentemente pero que las autoridades no parecen entenderlos, claro, el mundo ha vivido equivocado.

Hoy Sergio Massa parece intentar cambiar, insinúa medidas en esa dirección, Cristina que hasta hace 3 semanas enseñaba que el déficit no generaba inflación, que las tarifas no debían tocarse y que la emisión monetaria no era un problema entro en silencio, fiel a su estilo, no se expresa y toma distancia como hizo con el FMI, sabe que no hay salida de este atolladero, la única salida es un ajuste clásico.

Por su parte, Máximo renunció a la presidencia del bloque por el acuerdo con el FMI y ahora Massa ratificó el acuerdo y la baja del déficit al 2,5 % del PBI y se lo vio al hijo de los Kirchner sonriente y resignado, la pregunta es si durará esa actitud y si a pesar del silencio no van a dinamitar el intento de programa de Massa, el gobierno parece haber entendido que el mundo no vivía equivocado, por el contrario nosotros somos lo que vivimos a contramano y así nos fue.

Ahora, ¿querrá en serio Sergio Massa ir a fondo y buscar verdaderas soluciones más allá del costo político o será solo maquillaje para tratar de llegar al 2023?, El tiempo lo dirá, tratemos de no perder la esperanza, algunas propuestas encienden una luz, es absolutamente imprescindible, después de todo como decía Einstein es de estúpido creer que haciendo siempre lo mismo podemos lograr resultados distintos, que estúpidos ¿no?.

Un dato de color, el 11 de agosto se cumplieron 3 años de las Paso que perdió

Macri en 2019, la inflación de julio 2019 fue de el 2,2 %, el riesgo país de 816, el dólar cotizaba en $46,55 . Sería bueno que cada uno empiece a hacerse cargo de la responsabilidad que le corresponde en este desastre que armaron, y no hacen una autocrítica en serio.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: