En la Argentina, más de 1.300 niños nacen con la infección que causa la enfermedad de Chagas, pero sólo el 50% son diagnosticados.

De acuerdo con la ley 26.281 de Prevención y Control de Chagas que rige en la Argentina desde 2007, la prueba para diagnosticar Chagas debe practicarse de manera obligatoria en toda mujer embarazada, en los recién nacidos, en hijos de madres infectadas, hasta el primer año de vida y en el resto de los hijos, menores de 14 años de las mismas madres y, en general, en niños y niñas al cumplir los 6 y 12 años de edad. Forma parte del derecho a la salud para que esas personas puedan acceder a la información y al tratamiento oportuno. Sin embargo, la norma no se cumple.

La infección es causada por un parásito, el Tripanosoma cruzii, y generalmente no da síntomas. Se transmite por diferentes vías. Por la picadura de la vinchuca infectada con los parásitos, por transfusión de sangre contaminada, o por la transmisión de madre a hijodurante el embarazo (que se llama transmisión congénita). En el país, se estima que hay más de 1,5 millón de infectados con el parásito que causa la enfermedad de Chagas. El 14 de abril fue el día mundial dedicado a concientizar sobre Chagas, una de las 20 enfermedades más desatendidas del planeta según la OMS.

En los bebés, el testeo para Chagas se hace en dos etapas. Durante el primer mes de vida, se hace el análisis de sangre y se busca si hay parásitos. Después del octavo mes, se hace otro análisis por el cual se busca si el organismo desarrolló anticuerpos propios para combatir la infección.

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario