A poco más de seis meses de que se hiciera público el primer caso de coronavirus en China, comienza a desentrañarse el misterio de cómo se contagia realmente el SaRS-CoV-2. Sabemos de la transmisión de persona a persona, las cuarentenas se han extendido en el mundo, hemos desinfectado a morir llaves de luz y bolsas de supermercado y el alcohol en gel se han vuelto un acompañante de casi toda la humanidad pero, ¿cómo se contagia el virus?

Al contrario a lo que se creyó en un comienzo, cada vez hay más consenso entre los investigadores en que es poco común contagiarse por entrar en contacto con una superficie contaminada. Del mismo modo, que es improbable hacerlo en un encuentro fugaz y al aire libre con personas que estén infectadas. En cambio, una de las circunstancias más comunes para los contagios serían los encuentros cara a cara y las interacciones entre personas durante períodos prolongados.

Es por eso que los escenarios donde el riesgo de contagio es alto son los eventos masivos, los espacios mal ventilados y los lugares donde la gente habla en voz alta o canta, según establece un artículo de The Wall Street Journal, que reúne a distintos expertos.

De acuerdo con el artículo, los resultados de las últimas investigaciones demuestran que las cuarentenas, efectivamente, previnieron millones de muertes e infecciones en todo el mundo. Con los resultados de los últimos descubrimientos científicos, tanto empresas como gobiernos podrán planificar las "nuevas normalidades" que no pongan en riesgo la salud pública y pero logren reactivar las economías.

“No deberíamos pensar en un cierre, sino en formas de mantener la distancia física”, indicó a The Wall Street Journal Tom Frieden, director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una organización de salud pública sin fines de lucro. “Esto puede incluir las actividades al aire libre, caminar o andar en bicicleta, hacer las compras en las tiendas desde la acera y otros métodos innovadores que faciliten la reanudación de la actividad económica sin reavivar el brote”.

En esa línea, las sugerencias incluyen instalación de barreras de plexiglás o polimetilmetacrilato, uso de máscaras faciales en tiendas y otros espacios de tránsito, reducción de reuniones en espacios cerrados e implementación de buenos sistemas de ventilación. También implicará mejorar la protección en los hogares de ancianos y en las zonas donde las personas vivan en condiciones de hacinamiento.

En todos los casos, las recomendaciones de los científicos para las reaperturas incluyen testeos masivos, rastreo de contactos de casos confirmados y aislamiento de personas infectadas o potencialmente expuestas al virus para evitar el contagio.

coronavirus aeropuertos.jpg
La forma más común de contagio de coronavirus es el contacto cercano y prolongado y sin protección con personas infectadas.

La forma más común de contagio de coronavirus es el contacto cercano y prolongado y sin protección con personas infectadas.

El principal modo de contagio

Según expertos y autoridades sanitarias, el contacto de las personas con microgotas respiratorias que caen en los ojos, la nariz o la boca es la mayor forma de contagio de coronavirus.

Esas gotas generalmente tienden a caer al suelo o sobre otras superficies con rapidez. Y es por eso que la ventilación suficiente en los lugares donde la gente permanece por períodos prolongados es muy importante, según indica en el artículo Yuguo Li, profesor de ingeniería de la Universidad de Hong Kong. "La ventilación adecuada, en la que se fuerza el aire hacia el techo y se bombea hacia afuera, o que implica la entrada de aire fresco a una habitación, diluye la cantidad de virus en un espacio, reduciendo el riesgo de infección".

Otro gran factor de contagio de coronavirus son las exposiciones prolongadas, de más de quince minutos de contacto sin protección y a menos de dos metros de distancia, detalla John Brooks, director médico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Sin embargo, esto podría ser mucho más rápido con un estornudo en la cara u otro contacto íntimo.

Los supercontagiadores

Así es como Lea Hamner, epidemióloga estadounidense, se refiere a las personas que concurren a eventos y contagian masivamente, como en en una práctica de coro de una iglesia del estado de Washington, donde el 87% de los asistentes se infectaron. Agrega que algo similar puede ocurrir en entornos donde la respiración es agitada y se habla en voz alta durante períodos prolongados, como los gimnasios, las actuaciones musicales o teatrales, las conferencias, los casamientos y las fiestas.

De hecho, un estudio de Wellcome Open Research estima que el 10% de las personas con coronavirus son responsables de aproximadamente el 80% de las transmisiones. Dentro de los hogares, la tasa de contagio de la covid-19 está entre el 4,6% y el 19,3%, según varios estudios. Aumenta para cónyuges, con 27,8%.

En fin...

Nadie sabe a ciencia cierta cuántos virus hacen falta para que una persona se infecte pero, por ejemplo, una investigación publicada en la revista Nature, afirman que científicos no pudieron "cultivar coronavirus vivo si el hisopo o mililitro de esputo de un paciente contenía menos de un millón de copias de ARN viral".

De todo esto podemos concluir que estar al aire libre es generalmente más seguro, según expertos, ya que las partículas virales se diluyen más rápido. Pero el riesgo existe incluso al aire libre, cuando las personas están en contacto cercano y prolongado.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario