Salud.. 

¿Cuándo podría bajar la curva de contagios de dengue?

La propagación del virus aumenta. Expertos apuntaron a las condiciones climáticas que favorecen la disminución del mosquito del dengue.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Ante el brote actual de dengue en Argentina, clasificado como el más significativo en la historia del país, surge la interrogante sobre cuándo cesará la propagación del mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad. De acuerdo a la información que circula en las últimas horas, los casos van en aumento y generan preocupación en Salud.

Según los datos del más reciente Informe Epidemiológico Nacional (IEN) publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, desde la semana 31 de 2023 hasta la semana 12 de 2024, se han documentado 180,529 casos de la enfermedad viral. Por lo tanto, la actual epidemia de dengue es la más extensa hasta la fecha, superando a las cuatro anteriores que tuvieron lugar en 2009, 2016, 2020 y 2023.

Se aconseja limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos para combatir el dengue.

Sin embargo, esta última epidemia superó a las anteriores, no solo en términos de la cantidad de personas afectadas y fallecidas, sino también porque en el Noreste del país se continuó detectando la presencia local del virus del dengue incluso durante el invierno. En esa zona, el número de casos volvió a aumentar en diciembre. En enero, se observaron incrementos en los casos tanto en la región del Centro (que abarca el Área Metropolitana de Buenos Aires - AMBA), como en el Noroeste, en la región de Cuyo y en la provincia de La Pampa.

La doctora especialista en enfermedades infecciosas Silvia González Ayala, quien forma parte de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), afirmó a Infobae que la disminución de la incidencia del dengue en el país será gradual, ya que aún no se ha determinado si hemos alcanzado el punto máximo de la actual epidemia, dado que los datos más recientes disponibles a nivel nacional corresponden a la segunda semana de marzo, según el Informe Epidemiológico Nacional (IEN).

“Usualmente el pico ocurre en la segunda quincena de marzo, pero no hay información todavía de si alcanzamos el pico. El descenso va a ser lento y va a depender de las condiciones climáticas. Si seguimos con estas temperaturas y humedad va a ser una evolución arrastrada. Y lo otro que tenemos que pensar es la posibilidad que tengamos casos durante todo el año en el AMBA, es decir, que se vuelva endémico, como ya ocurrió en el norte argentino”, sostuvo González Ayala.

Dengue: Distribución proporcional de serotipos y número absoluto de casos sin antecedente de viaje según jurisdicción de residencia. Argentina. SE 31/2023 a SE 11/2024

Y agregó: “Para que tenga impacto el descenso del dengue y en la vida del mosquito Aedes aegypti se necesita por lo menos una semana de temperaturas sostenidas por debajo de los 10 grados. Eso es lo que mata la población de mosquitos adultos. Pero hay que recordar que los huevos persisten de una temporada a otra. Y si los huevos están infectados, cuando tengan las condiciones de temperatura y humedad ya emergen los mosquitos infectados si se mantiene el ciclo".

En esa línea, sumó: "Por eso la clave es la eliminación de los mosquitos y las acciones de descacharrado se tienen que mantener durante todo el año y la llave es la educación para la salud. Con la información sola no vamos a ningún lado y lo que nos está pasando lo demuestra”.

En el norte del país ya hay circulación todo el año, como ocurrió en 2023. Si bien habrá una disminución del número de casos, la persistencia de casos nuevos se espera en las provincias de Misiones, Formosa, Chaco, Salta y Corrientes”, concluyó la experta.

Cuanto más alta es la temperatura, más favorece la sobrevivencia de las poblaciones de mosquitos.

Adrián Díaz, científico perteneciente al CONICET y colaborador del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (IIByT, CONICET-UNC), explicó a colegas de Infobae que durante el invierno, las temperaturas disminuyen. Si esta disminución de temperaturas se mantiene durante un período prolongado, el mosquito Aedes aegypti dejará de estar activo en la búsqueda de alimento, lo que llevará a la disminución gradual de la población de mosquitos adultos.

El problema es que van a quedar los huevos adheridos a las paredes de los recipientes. Si no los eliminamos van a quedar latentes en la próxima primavera y se va a volver a reiniciar el ciclo. Si no eliminamos los huevos, no se van a eliminar las poblaciones y van a estar establecidas para la próxima temporada de dengue”, resaltó Díaz.

Y argumentó: “Para la región más subtropical de Argentina, lo que se puede esperar si el invierno no es muy crudo, es que el Aedes aegypti siga estando activo durante el invierno y la transmisión vectorial del virus siga activa durante todo el año. Eso se espera para la zona subtropical como ya se observó en el último invierno en la región del noreste y en la cual estuvieron notificándose casos de dengue todo el año”.

Vista de la larva del mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del dengue. La baja de temperaturas no afecta a las pupas en crecimiento.

El especialista destacó que el período de propagación del dengue disminuirá siempre que experimentemos un invierno frío. En cuanto a la región templada de Argentina, el cambio climático aún no ha eliminado por completo el invierno. Por lo tanto, seguiremos experimentando una variación estacional de temperatura que interrumpirá la transmisión del virus a través del vector. Sin embargo, la preocupación persiste en las regiones subtropicales del noreste y noroeste, donde si el invierno no es muy riguroso, el mosquito y el virus seguirán circulando durante todo el año, como sucedió el año pasado.

A su vez, el médico internista Luis Cámera puntualizó: “No cabe duda que el mosquito se está adaptando a la ciudad. Le resulta mucho más cómodo vivir en la ciudad y tiene que ver con que en la ciudad tiene mucha gente a quien picar, o sea, tiene mucha comida, pero además no hay depredadores naturales, que serían los murciélagos, las libélulas, los sapos, los gorriones, las golondrinas, etc. Entonces tiene mucha comida por un lado y por otro lado no tiene depredadores. Son todas condiciones como para el crecimiento de esta especie sea muy importante. Pero esto es una cuestión de todas las especies, no solamente del mosquito”.

Y continuó: “Lo que uno va viendo en la práctica cotidiana es que a lo largo de los últimos años el territorio del mosquito ha ido creciendo, ha llegado a lugares secos y a lugares más fríos, así que evidentemente se está adaptando. ¿Más allá de lo lógico, no te lo sabría decir por qué? Pero ya no solamente pensemos en el cambio climático y en la temperatura alta, porque nos vamos a quedar cortos. Si esto es así, cabría la posibilidad que en algún momento llegue a la Patagonia”.

Recomiendan usar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

En relación a la constante existencia del mosquito, el especialista señaló: “El mosquito está presente ya todo el año, como quedó demostrado en algunas zonas del norte del Chaco y de Formosa, independiente de la temperatura que puede estar haciendo en esa región. Igualmente, aunque sea invierno, suelen ser temperaturas cálidas. Eso habla que el foco ya es permanente y eso es un reservorio del virus. Entonces desde ahí es que se plantea poder hacer vacunaciones selectivas en esos puntos para que cuando llegue una mayor temperatura y mayor cantidad de mosquitos, en otras áreas no se infecten esos mosquitos con el virus y después no lo vayan transmitiendo al resto del país”.

Y finalizó: “Lo que no cabe duda que independiente del cambio climático, que tiene que ver con mayor temperatura, da la sensación que se está adaptando hacia temperaturas más bajas y a climas más secos. Por eso ha aparecido en Mendoza, en La Rioja. Y está apareciendo ya en Bahía Blanca. Da toda la sensación que si llega a pasar bastante más tiempo va a llegar a la Patagonia. Está expandiendo su área de influencia. Eso sí se puede ver claramente”.

Independientemente del entorno climático, todos los especialistas consultados enfatizaron la necesidad de erradicar los lugares de reproducción de mosquitos para evitar la puesta de huevos y su posterior eclosión debido al calor.

Aconsejan eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua.

“No deben descuidarse la vigilancia epidemiológica, la atención precoz y las medidas preventivas. Se invita a la ciudadanía a mantener el descacharrado, eliminar recipientes en desuso o impedir la acumulación de agua estancada, entre otras acciones”, precisó el Ministerio de Salud.

Medidas contra el mosquito del dengue

  • Es importante desechar todos los recipientes en desuso que puedan retener agua estancada (como latas, botellas, neumáticos).
  • Voltear los objetos ubicados al aire libre que puedan acumular agua durante las lluvias (baldes, palanganas, tambores, botellas).
  • Renovar el agua de los bebederos de animales, los colectores de aire acondicionado o de agua de lluvia, tanto dentro como fuera del hogar, cada tres días. Es recomendable limpiar las paredes de los recipientes con una esponja o cepillo para eliminar los posibles huevos de mosquitos adheridos.
  • Llenar los floreros y macetas con arena mojada.
"No deben descuidarse la vigilancia epidemiológica, la atención precoz y las medidas preventivas", apuntaron.
  • Preservar los patios y jardines en condiciones de limpieza, organización y libre de malezas.
  • Despejar las canaletas y los desagües pluviales de los techos.
  • Cerrar herméticamente los tanques y contenedores utilizados para almacenar agua. Esta medida también es esencial para evitar las picaduras de los mosquitos.
  • Siempre aplicar repelente siguiendo las indicaciones del envase.
  • Optar por prendas de tonos claros que protejan los brazos y las piernas, especialmente al realizar actividades al aire libre.
Remarcaron la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos a fin de que no pongan sus huevos.
  • Instalar redes antimosquitos en las puertas y ventanas, y utilizar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones cuando sea factible.
  • Cubrir las cunas y cochecitos de bebés con mosquiteros.
  • Emplear productos repelentes para el ambiente, tales como tabletas y espirales.
Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: