Este viernes 7 de agosto el Hospital Jorge Uro de La Quiaca celebra sus 60 años en este particular contexto de pandemia y en la misma semana que el Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM) declaró la circulación comunitaria del virus en esa localidad. La buena noticia en este escenario es que el centro médico recibe hoy la donación de dos cascos para el tratamiento de pacientes con COVID-19 y será el primer hospital jujeño en comenzar a implementar este tratamiento y también el pionero en la región.

Los cascos, que incluyen un sistema de ventilación no invasiva y en muchos casos puede sustituir el uso de respiradores mecánicos, fueron desarrollados por la empresa argentina de insumos médicos Ecleris y donados por un grupo de comerciantes locales. Ya se utilizan en 30 hospitales y clínicas de Buenos Aires, Mendoza y Mar del Plata con buenos resultados: los primeros pacientes que fueron tratados con este equipamiento ya recibieron el alta, sin necesidad de haber sido intubados. De hecho, se estima que reemplazar a los respiradores en entre un 30 y un 60% de los casos.

cascos para covid hospital fernandez
Una paciente con coronavirus utilizando el casco en el hospital Fernández de Buenos Aires.

Una paciente con coronavirus utilizando el casco en el hospital Fernández de Buenos Aires.

Te puede interesar: La Quiaca: confirman circulación comunitaria

Los cascos

“Son similares a una escafandra, transparentes, y permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico en los alvéolos pulmonares, que en muchos casos colapsan por el efecto del COVID-19", explica el director de Ecleris, Marcos Ledesma, quien resalta que, "además, evitan la dispersión del virus a través del aire expirado por el paciente, ya que cuentan con un filtro viral y bacteriológico", lo que previene que contagie a médicos y enfermeros.

Por otro lado, destaca Ledesma, es un tratamiento de fácil uso y no es imprescindible que sean manipulados por médicos terapistas, lo que se suma a su costo bajo, comparado con el de los respiradores.

Estos cascos son similares a otros que utilizaron en Italia en el pico local de la pandemia. Sin embargo, los argentinos son reutilizables - solo se remplazas piezas como el filtro viral -, mientras que los europeos son descartables.

cascos para covid

Se trata de un aro con un cuello de silicona que se sella al cuello y tórax del paciente. Esta pieza tiene las conexiones de entrada y salida de oxígeno y aire y sobre ella se coloca el casco: una burbuja de vinilo que cubre la cabeza y mantiene al enfermo completamente aislado. El casco se puede conectar a las líneas de oxígeno y aire de las cabeceras de las camas de internación y, de ser necesario, también a tubos de oxígeno móviles en hospitales de campaña.

Leé también: En La Quiaca, "la gente sigue circulando de un país a otro"

coronavirus placa.jpeg

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario