Nutrición.. 

Navidad: qué sí y qué no podemos comer de la cena recalentada

Esta es una de las tradiciones de las familias argentina después de la navidad, pero, ¿es correcto comer el recalentado?

Por  Agustín Weibel

Con la llegada de la Navidad muchas familias de nuestro país piensan en la comida del 24 por la noche pero también proyectando para el 25 y 26 de diciembre, entiendo que la comida navideña por algunos días. Con esto se crearon bromas y hasta memes de todo lo que se puede hacer con el recalentado de Navidad, pero, ¿es bueno para nuestra salud?

Lo primero que debemos tomar en cuenta es la fecha de caducidad de la carne que compramos, lo ideal sería consumirla antes de lo indicado . Si hemos hecho la compra en un supermercado, el alimento se puede conservar fresco por 3 o 4 días. Sobre el pescado, se prefiere que el consumo sea el mismo día o máximo el siguiente, no por más tiempo.

El pollo o el cerdo horneado puede ser utilizado hasta 48 horas si se conserva en refrigeración, para mayor tiempo puede congelarse y su duración puede ser mayor (hasta 30 días). Para seguridad se debe recalentar por encima de los 80ºC antes de consumirlo, ya sea en forma de fritura o en el microondas.

En este sentido, especialistas indican que la ración recomendable de carnes por plato es de 120 gramos, la cual equivale a una rebanada o presa. Esta puede ser acompañada de 60 gramos de arroz o cuatro cucharadas de la misma. Si se desea, incorpora 100 gramos de papa o media unidad.

A esta división de los alimentos se tiene que incluir una generosa porción de ensalada de verduras equivalente al doble de la cantidad recomendada de carne, es decir, 240 gramos y una fruta como complemento.

Por otra parte destacan que el consumo excesivo de frutas confitadas, helados, gaseosas, pasteles, salsas con mayonesa, panetón, vino, champán y cerveza durante estas reuniones festivas causan que se sobrepase el requerimiento de 2200 calorías por persona al día.

ANTES DE MANIPULAR LOS ALIMENTOS

Especialistas indica que se debe lavar las manos con agua y jabón antes y después de manipular los alimentos.

Los utensilios a emplearse, como tablas o cuchillos, deben lavarse y desinfectarse utilizando una cucharadita de lejía por litro de agua durante 15 minutos.

Las verduras utilizadas en las ensaladas frescas deben ser lavadas rigurosamente y desinfectadas, poniéndolas en remojo en agua con lejía a razón de una cucharita por litro de agua durante 15 minutos. Luego enjuagarlas con agua.

Evita la preparación de mayonesa casera a base de huevo porque podría estar contaminado. En su lugar, usa leche evaporada o aliños comerciales.

Los productos envasados que usemos deben portar etiquetas con los datos de Registro Sanitario y fecha de vencimiento vigente.

Las conservas enlatadas, incluida la leche evaporada, deben presentarse sin abolladuras, no extra oxidadas, ni hinchadas y tampoco húmedas.

Los envases de vidrio deben tener el cierre íntegro y hermético.

Los vinos no requieren de fecha de vencimiento. Están en buen estado si lucen translúcidos, sin sedimento o turbios.

Las frutas secas (, uvas, pasas, duraznos, damasco, nueces, almendras, etc.) deben mostrar sus colores propios, no estar afectados por insectos u hongos.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: