La historia de Jésica Chaile y su perrita China terminó de la mejor manera. Todo comenzó hace poco más de un mes, cuando la perra de raza Pinscher miniatura de pelo negro y cuatro años de edad, se perdió el 23 de enero a las diez de la mañana.

Ahí comenzó la búsqueda desesperada. Primero por el barrio, luego por las redes sociales y más tarde en todos los medios de comunicación posibles. Afortunadamente, no fue en vano.

Volví a vivir. Me había detenido, no tenía ganas de nada, solo pensaba en ella y en volver a verla. Ahora quiero volver a estudiar“, declaró Jésica a luego de reencontrarse con su perrita.

¿Cómo fue? “Estaba trabajando cuando una mujer me llamó diciéndome que tenía a mi perrita. Pero como hubo mucha gente que me llamó, lo primero que le dije fue que me mandara fotos. Cuando recibí la primera foto, me puse a llorar y a gritar. Le pedí que me mandara una de la panza porque a mi China le falta una tetilla. Y eso no se lo había dicho a nadie. Me la mandó y era ella, era ella, era ella“, aseguró.

“Terminamos encontrándonos a las doce y media de la noche en la entrada de la Villa la Carbonilla”, explicó Jésica. El reencuentro fue tan emocionante como el relato. “Vi a una mujer trayendo en los brazos a un perrito. Me puse a gritar y a llorar. Ella me reconoció… Se me hizo eterna la espera“, reconoció.

“No se imaginan la felicidad que tengo, todavía no puedo creer todo ésto, se terminó la pesadilla. Siempre sentí que ella estaba bien y que me estaba esperando. La soñé durante todo el mes y soñaba que no podía llegar a ella”, publicó en las redes sociales que había concebido para viralizar y visibilizar su búsqueda.

¿Y la recompensa? La mujer que la rescató le pidió el dinero de la recompensa, los 30.000 pesos. Nunca habló del auto -un Ford Ka de 1996- que había sumado a la gratificación. “Ella me dijo que se le estaba cayendo el techo de la casa, que necesitaba la plata. Parecía una buena mujer“, aseguró.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario