Sociedad.. 

Hoy es el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia

El motivo por el que se eligió esta fecha data del año 1990, cuando la OMS quitó la homosexualidad de la lista Internacional de Enfermedades (CIE).

Una imagen de la Marcha del Orgullo en Roma.

En 1990 la ONU eliminó la homosexualidad de la CIE

El día, conocido internacionalmente como IDAHOBIT (Día Internacional Contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia), fue seleccionado en conmemoración del 17 de mayo de 1990, cuando la Asamblea Mundial de la Salud de la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE). Este cambio se produjo con el acuerdo general de que la homosexualidad es una variante natural de la sexualidad humana, marcando así el fin de su consideración como una enfermedad mental.

Homofobia, transfobia y bifobia

Según la Comisión Europea, la homofobia se caracteriza por la falta de tolerancia hacia individuos que sienten atracción por personas de su mismo género, mientras que la transfobia implica el rechazo hacia aquellos cuya identidad de género no coincide con su sexo asignado al nacer. Por otro lado, la bifobia se manifiesta como un desprecio hacia aquellos que se sienten atraídos por ambos géneros. El propósito global de este día es sensibilizar sobre la violencia experimentada por estas comunidades.

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

La ONU señala que en muchos países, especialmente en África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático, pertenecer a la comunidad LGBTIQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales, travestis, intersexuales y queer) es visto como un delito, con castigos que van desde multas y terapia obligatoria hasta castigos corporales, encarcelamiento e incluso, en algunos casos, la pena capital.

En numerosos sitios, se impulsan prácticas conocidas como "terapias de conversión", también denominadas Esfuerzos de Cambio de Orientación Sexual e Identidad y Expresión de Género (ECOSIEG), las cuales procuran compelir a individuos a ajustarse al estándar heterosexual-cisgénero, en una clara violación de los derechos humanos.

La intolerancia hacia personas LGBTIQ+ puede adoptar distintas manifestaciones, desde violencia física y verbal hasta discriminación laboral y en los hogares. Estas conductas no solo dañan a los individuos a nivel personal, sino que también contribuyen a mantener un ambiente social adverso y excluyente.

Una imagen de la Marcha del Orgullo en Buenos Aires.

Se encuentran entre las actitudes homofóbicas habituales el suponer que todos son heterosexuales, experimentar incomodidad ante muestras de afecto público entre personas del mismo sexo, y evitar desafiar comentarios homofóbicos por temor a ser asociado con la comunidad LGBT. Estas actitudes, aunque parezcan menores, contribuyen a la exclusión y al dolor de individuos con orientaciones sexuales e identidades de género diversas.

Así pues, el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia representa una ocasión propicia para fomentar la concienciación y la educación acerca de las vivencias de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), así como para promover políticas públicas inclusivas.

Avances en la región

Se pueden citar la Ley de Identidad de Género, la normativa de Cupo Laboral Trans y el reconocimiento de identidades no binarias en los documentos de identidad en Argentina. En Colombia, el Decreto 1227 de 2015 permite cambios en los registros, mientras que en Uruguay existe la Ley Integral Trans. Ecuador cuenta con la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad, y Bolivia ha establecido la Ley de Identidad de Género.

En Brasil, en 2011, el Tribunal Supremo Federal dictaminó que las parejas del mismo sexo pueden formalizar "relaciones estables", y en 2018, reafirmó su posición al aprobar el cambio de nombre en los registros civiles.

Si bien en la región hubo varios avances desde el Estado, queda mucho por hacer en cuanto a generar conciencia para evitar la discriminación.

Cifras en Argentina

Según el Informe Anual del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT+ del año 2023, publicado por la Federación Argentina LGBT, se registraron 133 crímenes de odio en el país el año pasado. En estos casos, la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de las víctimas fueron utilizadas como razón discriminatoria para la violación de sus derechos y la perpetración de violencia en su contra.

De acuerdo con este estudio, se observa un inquietante aumento en los incidentes, ya que en 2021 se reportaron 120 crímenes y en 2022, 129.El informe especifica que estos datos no son exhaustivos, pues podría haber más casos no registrados, dado que la recopilación se limita a aquellos informados por los medios de comunicación o denunciados ante la Defensoría LGBT, las organizaciones de la FALGBT+ o documentados por el Centro de Documentación y Situación Trans de América Latina y el Caribe.

En 2023 se cometieron en la Argentina 133 crímenes de odio, en donde la orientación sexual fue el pretexto discriminatorio.

También destaca que “encontrar los registros de las personas LGBT+ víctimas de crímenes de odio tiene sus dificultades particulares”, ya que por ejemplo, “no a todas las personas trans que son asesinadas se las registra como trans y se les respeta su identidad de género y no todos los crímenes de odio de lesbianas, gay, bisexuales y de personas de identidades no hegemónicas se visibilizan como tales”. En ese sentido, detalló que “por el contrario, en muchos casos se oculta la orientación sexual y la pertenencia a esta comunidad”

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: