En una investigación del HuffPost US mucha gente cree que el sexo oral es seguro porque no hay posibilidad de embarazo, pero eso no significa que haya que bajar la guardia así como así.

El virus más preocupante es el virus del papiloma humano (VPH), que provoca verrugas genitales, pero que también está relacionado con el cáncer cervical, anal, de pene, de cabeza y de cuello. Se estima que el 4% de la población de Estados Unidos tiene VPH, que tiende a ser asintomático y a desaparecer por sí solo en jóvenes menores de 30 años, pero que puede, en ciertos casos poco frecuentes, provocar los problemas de salud antes mencionados.

Otras infecciones se pueden contraer a través del sexo oral son herpes, VIH, tricomoniasis, hepatitis A, B y C. Además, también es posible contraer verrugas genitales y piojos púbicos.

Las ETS a menudo son invisibles

Las ETS pueden desarrollarse sin síntomas, de modo que puede que no percibas ningún problema infeccioso en tu pareja sexual antes de hacer o recibir sexo oral. Por esta misma razón, cada vez más educadores sexuales rechazan la denominación de ETS y piden cambiarla por la más apropiada ITS (infecciones de transmisión sexual).

La mayoría de las personas infectadas con ETS no tienen síntomas, o son unos síntomas muy leves, de modo que ese virus o bacteria que se transmite durante el sexo debería describirse de manera más apropiada como infección.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, solo el 10% de los hombres y entre el 5% y el 30% de las mujeres con clamidia muestran síntomas. Algunos especialistas estiman que más del 90% de quienes padecen herpes genital jamás serán diagnosticados, ya que las llagas rojas y dolorosas que se asocian con esta afección pueden confundirse con simples espinillas o pelos enquistados. La gonorrea es más frecuente entre mujeres de entre 15 a 24 años y puede extenderse en el organismo sin producir síntomas. Si se producen síntomas, pueden ser leves, como secreción vaginal o quemazón al orinar.

La única forma de prevenir las ETS es la abstención. Hay formas de reducir el riesgo empleando diferentes barreras, pero la recomendación es que se hagan las pruebas de forma periódica.

¿Qué puedes hacer para protegerte durante el sexo oral?

Ante todo, hay que hacerse pruebas para descartar infecciones y recibir tratamiento antes de realizar cualquier actividad sexual incluído el sexo oral. Si descubres alguna lesión anormal en los genitales de tu pareja, olvídate del sexo oral. "La presencia de una enfermedad activa o de llagas en los genitales o en la boca de cualquiera de los miembros aumenta el riesgo de transmisión.

Es importante completar todo el tratamiento y escuchar sus consejos antes de volver a practicar sexo.

No asumas ningún riesgo con tu salud o con el sexo. Aprende, hazte pruebas y entonces, y solo entonces, ponte manos a la obra.

FUENTE: HuffPost US
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario