Lo denunciaron. 

Un fotógrafo filmaba desnudas a las amigas de sus hijas

Juan Eduardo Gallardo tenía 60 años. Sus hijas lo denunciaron por filmar a chicas desnudas en su estudio de fotografía.

Juan Eduardo Gallardo, un fotógrafo de 60 años de la zona norte de Rosario fue denunciado por sus hijas, acusado de filmar desnudas a sus amigas. El viernes el hombre se quitó la vida.

Gallardo se había transformado en un paria en los días anteriores. Una significativa cantidad de medios de comunicación había publicado una gravísima denuncia pública hecha por sus dos hijas, quienes solicitaron su detención porque supuestamente filmaba con una cámara oculta a una amiga de ellas mientras se duchaba en la casa de la familia, y por haber grabado a chicas que se cambiaban en el estudio de fotografía para hacer books para sus cumpleaños de quince.

Sus hijas se hicieron presente frente a las cámaras de televisión y compartieron las pruebas: unos videos donde se puede observar cómo su padre ajustaba la cámara oculta para filmar a menores.

Policías de Rosario arribaron a un lugar donde se encontraba el auto del fotógrafo y allí encontraron su cadáver en el asiento de conductor, con un caño de PVC conectado al escape. El hombre murió por una inhalación masiva de monóxido de carbono y la causa fue catalogada como suicidio de inmediato, sin otras hipótesis.

Las chicas habían solicitado ante los dos canales públicos de la provincia de Santa Fe la detención de su padre unas ocho horas antes de que encontraran su auto. En compañía de ellas estaba una amiga que, a su vez, era ex empleada del estudio de fotografía. Ella descubrió el 1 de julio pasado que fue filmada por medio de una cámara oculta mientras se bañaba en la casa de la familia Gallardo. Pero las hijas del acusado no solo habían ido a los medios, sino también a la Justicia.

En el marco de la denuncia presentada ante el Ministerio Público Fiscal de la Acusación de Rosario, la joven de 21 años relató que ese día había ido a una clase de zumba junto a la hija de Gallardo y después se quedó a dormir en la casa de su familia. Cuando avisó en voz alta que iba a ducharse, Juan le dijo: “Esperá que voy yo”. La joven se metió después del fotógrafo, se bañó y cuando salió observó que algo brillaba en el cesto de la basura que está casi junto a la bañera.

Cuando la joven se arrimó, pudo observar que era el lente de una Gopro que estaba envuelta una media negra con un agujero hecho justo para el tamaño del foco de la cámara. Aseguró que se puso nerviosa, que quitó la tarjeta de memoria del dispositivo y volvió a ubicarlo tal como lo encontró en el canasto de basura del baño.

Antes de irse a dormir y sin comentarle nada a sus amigas, de acuerdo a lo confirmado por fuentes del caso en base a los contenidos de la denuncia, descargó una aplicación que le posibilitó meterse al contenido de la tarjeta de la Go Pro. Allí pudo ver el material fílmico, donde se pudo observar desnuda bañándose y el momento previo, donde se ve que Juan Gallardo comenzó a filmar –se ve nítidamente su rostro– y luego colocó la cámara en el cesto y la tapó de papel higiénico que estaba ahí.

Previo a esta denuncia por el video, hubo otra contra el fotógrafo, presentada el 10 de junio y efectuada desde dentro de la misma familia: la madre de las hijas de Gallardo lo acusó de violencia de género por medio del sistema online que tiene el Ministerio Público de la Acusación.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: